Nodo Obelisco: una obra que apunta a mejorar uno de los puntos más conflictivos del subterráneo

El proyecto abarca las líneas de subte B, C y D

Combinación de las tres lineas en la estación 9 de Julio

El proyecto Nodo Obelisco tiene como principal objetivo mejorar la vinculación de las líneas de subte B, C Y D, que confluyen en la intersección de las avenidas Corrientes y 9 de julio y cuya primera etapa ya ha sido finalizada. Esta obra permitirá flexibilizar la circulación de aproximadamente 300.000 usuarios que circulan diariamente por las estaciones Carlos Pellegrini, Diagonal Norte y 9 de julio.

Este proyecto fue denominado Plan de Accesibilidad, Circulación y Evacuación (PACE). Cabe destacar que la obra se realizará en tres fases. La primera consistió en la construcción de un nuevo túnel de hormigón que estará debajo de la calle Sarmiento, entre Suipacha y Esmeralda.

La segunda fase tiene como objetivo la creación de un nuevo acceso en Sarmiento al 800, que ampliará los espacios comunes para la evacuación en caso de siniestros y hará más fluida la combinación de las líneas. También traerá beneficios para las personas que cuentan con movilidad reducida a la hora de ingresar a la estación Diagonal Norte. Se prevé que para mitad de año, más precisamente en el mes de julio, esta parte del proyecto estará concluida.

La etapa 3, que todavía se encuentra en pleno proceso de licitación, tiene como finalidad la ampliación de los andenes existentes, correspondientes a las estaciones Diagonal Norte y 9 de Julio.

Uno de los beneficios centrales de esta obra es dar solución a la problemática que se genera a la hora de vincular las líneas C y B, ya que los usuarios deben desplazarse por el andén de la línea D, ocasionando importantes demoras entre los mismos pasajeros y embudos en el trayecto. Una vez que la obra finalice completamente (se estima que será en octubre del 2022), los usuarios contarán con escaleras fijas, mecánicas, ascensores, andenes más amplios y nuevo acceso a través del túnel de Sarmiento, donde se podrán combinar las tres líneas.

Otro de los beneficios relevantes de esta mega obra es la renovación de los coches pertenecientes a la línea D, que contará con la implementación de un nuevo sistema de señales y catenarias, que permitirán lograr una frecuencia promedio de 2:15 minutos. De esta manera se reducirá el intervalo entre las formaciones y el tiempo de espera en hora pico. Se informó la compra de 144 coches nuevos de la empresa ALSTOM que contarán con aire acondicionado, en pos de generar mayor confort para los usuarios. Además, según fuentes oficiales, cuando se finalicen las obras correspondientes la modernización de la línea D, se prevé que gracias a las reformas anteriormente mencionadas, se pasara de 310.000 pasajeros que viajan en la actualidad a 577.000 que lo harán de manera diaria. Con la optimización y mejora de la infraestructura existente, una vez que termine la construcción se podrá viajar con mayor celeridad, dado que el trayecto entre la estación Congreso de Tucumán y Catedral será mucho más eficiente, logrando optimizar los tiempos de viaje de los usuarios que hasta el momento tienen que lidiar con estas dificultades a la hora de trasladarse.

Este proyecto cuenta con el apoyo y financiamiento del Banco Europeo de Inversiones(BEI), que ha otorgado un préstamo millonario a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires( CABA) de 105 millones de dólares para llevar a cabo la realización de ambas obras: Nodo Obelisco y la modernización de la línea D. Cabe destacar que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires al recibir el préstamo, ha decidido tomar deuda, que ha sido aprobada previamente por la Legislatura Porteña, en agosto del año pasado.

La renovación del Nodo es una obra de gran relevancia, ya que estamos en presencia de uno de los proyectos que más se ha retrasado a lo largo del tiempo, en relación al subte porteño. A esto hay que sumarle que nos estamos refiriendo a uno de los puntos de combinación más álgidos que existen actualmente en la ciudad.

Martín Kairuz