Ariel Paolorossi, palabra mayor en juveniles

Cuando hablamos de las inferiores, indudablemente tenemos que mencionar a Ariel Paolorossi, hombre que ya lleva más de veinte años trabajando en el fútbol juvenil y que supo formar jugadores como Pedro De La Vega, Sebastián Leto, Diego Valeri, Guido Carrillo, Santiago Ascascibar, Esteban Andrada, Nicolás Pareja, Eduardo Salvio, Carlos Izquierdoz, entre otro.

Con una gran cantidad de años dentro del club Lanús, tuvo pasos en las divisiones inferiores de Estudiantes de La Plata, Argentinos Juniors, All Boys, Olimpo de Bahía Blanca, San Telmo, Unión San Felipe (Chile) y actualmente se desempeña como jefe técnico del Colo Colo.

Tuvimos el placer de hablar con él y esto nos decía.

 

¿Qué se siente trabajar en un club con tanta envergadura como es el Colo Colo?

Bueno, ante todo orgullo, y una responsabilidad muy grande porque, sinceramente, el hecho de estar participando se da cuenta lo grande que uno veía al Colo Colo desde la Argentina. Así que, tomándolo con un profesionalismo muy grande como corresponde en un proyecto tan importante

Es tu tercer paso por Chile, tuviste dos pasos por Unión San Felipe, ¿Cómo te trata el país?

Bien ya uno, con la experiencia de los años anteriores, conoce un poco mas la idiosincrasia del chileno, acá se armó un lindo grupo de trabajo, me quedaron relaciones de los pasos anteriores. Encuentro que es un país como para aportar mucho en cuanto a la formación del futbolista chileno.

¿Tus pasos por Unión San Felipe fueron por las divisiones inferiores?

Inicié por divisiones inferiores e hice un interinato en el primer equipo en el 2006, y después en la segunda etapa fui como asistente técnico de un amigo, Cristhian Lovrincevich.

¿Ahora estas plenamente enfocado a las inferiores como jefe técnico?

Si, hoy soy lo que nosotros en Argentina llamamos coordinador, el proyecto abarca desde lo que es la sub-8 a la sub-19. A este proyecto también se le incluye el fútbol femenino, en el cual hay una persona a cargo, yo participo, pero delego las decisiones en esa persona

En la presentación oficial se mencionó un proyecto a largo plazo ¿En qué consiste?

El club va a cumplir 100 años en el 2025 y la política de la institución va de la mano del proyecto del fútbol joven, el cual se denomina 60-40.  La idea principal es tener el 60% de los chicos formados en casa en el plantel profesional. Esta fue una de las cosas que me sedujo cuando hable con Marcelo Espina (actual mánager del club) en Buenos Aires, donde en la entrevista desarrolle un poco lo que fue mi paso en Lanús, proyecto a largo plazo que a mí me marco y me parece que es lo ideal, el cual hasta el día de hoy se sustenta. La idea de los dos iba por el mismo camino, el pensando como gerente deportivo del club lo que nosotros en Lanús ya lo habíamos logrado, así que la idea del Colo Colo es un proyecto institucional para ver si dentro de los seis años se puede cumplir, con lo que implica un proyecto de seis años, que no es nada fácil, pero esperemos que suceda.

¿En Lanús fueron cuatro años? Dos años menos de lo que es este proyecto

Si, fueron cuatro años míos, pero el proyecto de Lanús viene de antes. Yo conozco Lanús desde el 2003 y desde ese año que el club estaba atrás de lo que se logró y lo que se esta logrando. Fui parte de ese proyecto, de lo que los directivos idearon y tuvieron en su cabeza. Lo que quiero decir es que si lo vi en una institución, con la diferencia que hay en cuanto a envergadura de clubes, son proyectos realizables.

¿Actualmente cuantos juveniles o jugadores formados del Colo Colo cuenta el plantel profesional?

Hoy en el primer equipo, en el titular, generalmente oscila Williams Alarcón (Categoría 2000) y Iván Morales (Categoría 1999), dejando de lado Jorge Valdivia, Estaban Pavez, que pasaron por las inferiores. También están Branco Provoste, Agustín Ortiz, Benjamín Jerez, José Aguilera, Carlos Villanueva, Julio Fierro (Seleccionado Sub 17, categoría 2002) que entrenan con el primer equipo y alternan en el banco de suplentes. Los dos que más se afianzaron son los que nombre anteriormente.

¿Qué crees que necesita un juvenil para llegar a la primera del Colo Colo y luego poder afianzarse en ella?

Al margen de la parte técnica, parte física, intelectual, lo que se necesita mucho en el Colo Colo es carácter y personalidad, es un club grande, acá se le dice que es el club nacional, tiene hinchas en todas partes del país. De local siempre juega con 25 – 30 mil personas, juega a estadio lleno todos los partidos, indudablemente es un club con mucha convocatoria, entonces para vestir esta camiseta se necesita tener mucha personalidad y carácter, al margen de todas las condiciones que tiene que tener un futbolista para desarrollarse en el primer equipo.

No debe ser para nada fácil consolidarse en un club con tanta historia ¿no?

No, es el único equipo chileno campeón de la Copa Libertadores, eso se sigue marcando acá como mucha historia, es un hito dentro del país. Salvando las distancias, sin faltar el respeto a las instituciones que uno nombre, no es lo mismo jugar en Palestino, O´Higgins o Huachipato que jugar en el Colo Colo.

Hablando del campeón de la Copa Libertadores ¿Vos compartís lugar de trabajo con esos campeones, es cierto?

Si, acá Lizardo Garrido, Luis Perez, Raul Ormeño, Luis Hormazábal, glorias del club, muy buena gente, todos insertados desde hace muchos años dentro del futbol joven, la verdad que es placentero tener charlas de la época esa, de como entrenaban, como lograron, con mucha menos infraestructura y mucha menos tecnología, conseguir un hecho histórico.

Volviendo al fútbol joven, ya llevas más de 20 años trabajando en el fútbol formativo de Argentina, ¿Qué diferencias encontrás entre los dos países?

Una de las diferencias mas importantes es la competencia, el jugador chileno tiene muy buena técnica, pero en Argentina se compite desde los seis o siete años para adelante, de una forma mucho más agresiva. En Chile, lo que es la sub 8, la sub 9 y la sub 10 es escuelita, se juega en un torneo nacional pero sin sumatoria de puntos, cuando allá los chicos juegan los baby-futbol con ascensos y descensos, ahí ya se le inculca la competencia de otra manera. A su vez hay muchos más equipos y muchas más ligas en el país, y esto lleva a una alta competencia en el fútbol joven, en cambio acá todavía hay muchas diferencias entre Colo Colo y los equipos más chicos, en Argentina se equiparó mucho.

¿Esta alta competencia crees que es lo que lleva a muchos futbolistas argentinos en el fútbol chileno y no a muchos futbolistas chilenos en el fútbol argentino?

Claro, hoy la segunda o tercer línea del fútbol argentino hacen su carrera acá y a veces saltan a otras ligas más fuertes. A la Argentina los jugadores chilenos que van son de Selección, como es el caso de Alfonso Parot, Marcelo Díaz, Eugenio Mena, cuando a Chile vienen jugadores como Lucas Paserini, ex jugador de Comunicaciones y Estudiantes de Buenos Aires, que hicieron su carraera en clubes más chicos de Argentina y acá juegan Copa Libertadores. Esas cosas están buenas porque el país alberga a futbolistas que pueden desarrollarse y armar su carrera

Recordamos que fuiste técino de la Sub 20 de la Selección Argentina en el torneo de L´Alcudia, en un momento donde la A.F.A estaba en una debacle institucional. Actualmente salió campeón en la Sub 16 y Sub 17 y Sub-Campeona en la Sub 20. ¿Qué opiniones tenés de este buen presente de las selecciones juveniles?

Nosotros llegamos al torneo de L´Alcudia dándole una mano a la A.F.A como cuerpo técnico de Lanús, eso creo que no estaba bien. Nos sirvió a nosotros para mostrar el proyecto del club en la Selección y que nosotros como grupo de trabajo demostramos que estábamos a la altura de un desafío tan importante como el de la Selección Sub 20, y a mí en lo personal poder ponerme el buzo de la Selección que no es poca cosa. Hoy lo que se ve es que se ha ordenado nuevamente la A.F.A y se está apuntalando el proyecto de Hermes Desio con sus cuerpos técnicos y eso justifica y valoriza cada vez mas al fútbol argentino, donde sigue habiendo muy buenos futbolistas

¿Te gustaría volver?

Si, eso siempre. Al que no le gusta un logro de esos, no estaría trabajando para el fútbol. Pero por suerte nos pudimos poner el buzo y trabajar desde adentro, pero ahora estamos enfocados cien por ciento en el proyecto Colo Colo y en la formación que es lo que a uno le gusta. Desde el lugar que uno este, sea en el club que sea uno siente la misma satisfacción cuando un chico juega en la primera división en cualquier equipo.