Cómo se gestó el «Operativo Libertad» en Venezuela

Guaido y Leopoldo López se reúnen tras la liberación de este último.

El pasado martes 30 de abril aparecieron el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, y el líder opositor recientemente liberado, Leopoldo López, junto con un numeroso grupo de militares venezolanos que ayudaron a su liberación después de cinco años, en lo que fue una de las mayores acciones contra el régimen de Nicolás Maduro .

El encuentro de estos dos emblemas en contra del oficialismo es un aliento de esperanza para un sector de la población venezolana que sueña con derrocar al gobierno actal. Sin embargo, el hecho de que Leopoldo López haya vuelto a la libertad hizo que las fuerzas armadas y los seguidores de Maduro salieran a las calles del país para controlar y terminar con las marchas de los opositores, después que el mandatario hiciera un llamado en su cuenta de Twitter para hacer frente a la oposición. Esto trajo como resultado varios enfrentamientos entre civiles y militares a favor de Guaidó frente a la Policía Nacional Bolivariana (PNB). Según afirmaron varios testigos, la PNB lanzó bombas lacrimógenas a los asistentes de las manifestaciones. Los hechos dejaron cinco muertos y decenas de heridos.

López, quien estuvo arrestado desde hace cinco años por cargos como «instigación pública» y «asociación para delinquir», fue liberado de su «casa por cárcel» con un indulto presidencial de Guaidó a través de militares venezolanos a favor de la oposición. Según el diario «La Vanguardia», López tomó refugio en la residencia de la embajada de España junto a su cónyuge y su hija de 15 meses en donde no podrá ser detenido pese a las órdenes de captura que han vuelto a aparecer en su contra por las altas cortes. A esto se ha sumado la Unión Europea, que salió a recordarle al régimen de Maduro que debe respetar suelo español. Aun así, el opositor no da su brazo a torcer y desde diferentes puntos de la ciudad de Caracas, en donde mantuvo encuentros con los ciudadanos y con la prensa, con la que reforzó la siguiente premisa: «Cada vez queda menos».

Juan Guaido, presidente encargado de Venezuela.

Por otro lado, Guaidó también pidió al régimen de Nicolás Maduro no intervenir y respetar el refugio de Leopoldo López. Ademas llamó nuevamente a sus seguidores a una movilización de manera cívica y pacifica para el día sábado 4 de mayo a las 10:00 am a través de su cuenta de Twitter. «Mientras sigamos con disciplina no violenta en las calles, seremos muchos más. Nuestro trabajo en esta fase definitiva es unir a los que ya sabemos que quieren cambio», disparó en la red social. . De igual manera invitó a la fuerzas militares: «Familia militar: vean el respaldo cívico, contundente y determinado que recibieron el pueblo venezolano en solo horas, y contrástenlo con quienes se escondieron. El usurpador no va a resolver ningún problema porque no tiene mando». De esta manera se dio inicio a la llamada «fase final» de la Operación Libertad.

Lo que puede pasar con el «Operativo Libertad» y el regreso de Leopoldo Lopez:

  • El convencimiento a las fuerzas armadas de que llegó la hora del cambio y estar con el pueblo. Sin el respaldo militar, Nicolás Maduro se vería forzado a abandonar el poder y hasta dejar el país.
  • En este caso, los militares tendrán dos caminos: llevar a Guaidó a la sede del gobierno presidencial, el Palacio de Miraflores, y reconocerlo como presidente interino,  o bien no hacerlo y dejar que los propios militares asuman el poder en una junta de transición, que debería terminar en una convocatoria para unas elecciones libres y democráticas.
  • Los militares que respaldan a Guaidó siguen siendo un numero pequeño en comparación al grupo que apoya a Maduro, factor que pone en riesgo el éxito de la operación. Esto haría que Maduro continúe en el poder aumentado la crisis política y económica y avivando los temores de muchos venezolanos.
  • Si el régimen sigue en el poder, es posible que Leopoldo López vuelva a ser detenido y lo mismo pasaría con Juan Guaidó, aunque está actitud tendría una fuerte repercusión internacional. Además, esto concluiría con el aumento de las protestas y manifestaciones en el pueblo venezolano opositor al gobierno.
  • También se espera que el gobierno de Nicolás Maduro llame a sus seguidores a movilizarse por las calles de Venezuela al igual que hizo Juan Guaido, y las dos caras del pueblo venezolano se enfrenten cara a cara, generando mas tensión y violencia.
  • Por el momento, no es posible hablar de la caída de Maduro, dado que cuenta con el respaldo del sector mayoritario de militares y el apoyo económico, político y militar de potencias extranjeras, como Rusia y China.

La reunión de Putin y Trump sobre Venezuela:

Aunque parados en veredas opuestas, Rusia y Estados Unidos parecen haber acercado posiciones en torno al conflicto del país sudamericano. Según el medio de televisión CNN aseguró que el presidente Donald Trump sostuvo una muy buena conversación con el mandatario ruso, Vladimir Putin, en temas relacionados a la crisis venezolana.

«Hablamos de muchas cosas. Venezuela fue uno de los temas, y él no está buscando involucrarse en Venezuela, aparte de que le gustaría que algo positivo sucediera allí, y yo siento lo mismo», dijo Trump. Señaló además que le gustaría tener algo de «ayuda humanitaria» para los venezolanos.

Así, se plantea otro escenario de la situación, ya que se pensaba que estos dos países estaban interesados en alguna intervención militar sobre el pueblo venezolano, pero ahora aseguran que desean un camino institucional a la salida de la crisis política, económica y social venezolana. Al menos, desde las palabras.