Mundo Delpo: se viene el regreso, pero con precauciones

El tandilense retornaría a las canchas este fin de semana en el Masters 1000 de Madrid; las dudas y todo lo que pone en juego

Las perspectivas son buenas, pero el margen de tiempo es cada vez menor. La realidad indica que después de tantas especulaciones acerca del regreso de Juan Martín Del Potro al circuito, aún no hay una confirmación oficial. La agenda marca que este sábado será el sorteo oficial del cuadro del Masters 1000 de Madrid, y, sin embargo, la participación de Delpo no está asegurada. Desde que se comenzó a especular sobre una estimativa reaparición, la Caja Mágica siempre apareció como la principal posibilidad para su vuelta, e incluso, desde el entorno de trabajo del tandilense hicieron circular esta información.

Lo cierto es que, desde el miércoles, el tandilense se encuentra en el suelo español. Con la particularidad, y para satisfacción de los organizadores del torneo, que sueñan con tenerlo; desde el mismo día que arribó, realizó su primer entrenamiento. Lo hizo en la pista central del Mandatory madrileño, uno de los estadios más modernos y coquetos del circuito, que recibe el nombre de “Manolo Santana” (histórico jugador español) y tiene una capacidad de 12.500 espectadores. Y al día siguiente volvió a practicar, pero esta vez en la cancha 3 del mismo complejo.

Hay varios factores que permiten inclinar la balanza a favor de su participación. En primer lugar, en España se encuentra Ángel Ruiz Cotorro, médico en el que Del Potro depositó su confianza para el último tramo del tratamiento de rehabilitación de su rodilla, dado que no estaba conforme con su evolución hasta el momento (se encontraron en abril pasado). De esta manera, ante la necesidad de una interconsulta fugaz, previa al inicio del Mutua Madrid Open, contará con la cercanía del especialista en rodilla español, para su evaluación y recomendación. Otro motivo tiene que ver con lo deportivo: por un lado, el incentivo de haber subido un puesto en el ranking ATP –del 8 al 9- incluso estando inactivo y por otro lado, la necesidad de defender los puntos conseguidos el año pasado sobre polvo de ladrillo, especialmente en Roland Garros, donde alcanzó las semifinales.

Además, se ha recuperado de la fractura en la rótula que lo marginó de las canchas por casi 5 meses y las sensaciones a la hora de someterse a ejercicios más intensos fueron positivas. Por todo eso, hoy por hoy La Torre de Tandil estaría muy decidido a disputar el prestigioso torneo ibérico y de esa forma consumar su tan esperada vuelta. Sin embargo, dado que desde lo físico aún no está al 100% y los dolores pueden aparecer de un momento a otro, no confirmará oficialmente su participación y habrá que esperar hasta último momento, prácticamente hasta el instante de su salida a la cancha para tener la certeza de que efectivamente jugará.

La incertidumbre continúa y se incrementará de aquí hasta el día del comienzo del torneo, pero el hambre de todos los fanáticos por ver nuevamente al mejor tenista argentino del mundo parece estar cada vez más cerca de darse. Ahora, su regreso parece más real que nunca. El retorno del gigante está próximo.

Autor: Marcos Carena.