A 25 años del adiós a una leyenda

Se cumplió un nuevo aniversario de la muerte de Ayrton Senna, uno de los más grandes pilotos de la historia de la Fórmula 1

Nacido el 21 de marzo de 1960 en San Pablo, Brasil, Magic Senna tiene uno de los historiales más envidiables y difíciles de igualar. Tres veces campeón de La Fórmula 1 (1988, 1990 y 1991), 41 carreras ganadas, 80 podios conseguidos, 65 pole position, máximo ganador del Gran Premio de Mónaco (lo logró en seis oportunidades), récord de mayor poles consecutivas (fueron ocho entre 1988 y 1989), entre otros datos, son algunos de los números del piloto brasileño, muerto trágicamente.

Su manejo veloz, técnica única y a veces agresiva a la hora de correr, es algo que ningún piloto ha podido igualar. Además, su conducción en terrenos mojados parece ser algo que no volverá a repetirse (aquel Gran Premio de Mónaco de 1984, sobre una lluvia incesante, quedará grabado en la memoria de todos).

El legado que Ayrton Senna ha dejado en la cita más grande del automovilismo es tan importante que en el año 2009 fue reconocido, por pilotos y expilotos, como el mejor en la historia de la Fórmula 1, a partir de una encuesta realizada por la reconocida revista Autosport.

Además, cuando a un conductor se le pregunta por el brasileño parece imposible que no pueda ocultar la emoción y la admiración. “Él era el mejor y el piloto más carismático que la Fórmula 1 ha tenido nunca. Un carácter increíble. Tenía personalidad, era rápido y tenía carisma”, declaró Niki Lauda (tres veces campeón del mundo) en 2014. Por su parte, Martin Brundle (principal rival de Senna en la Fórmula 3 y ganador de las 24 horas de Le Mans en 1990) dijo: “Ayrton tenía un talento especial para manejar los autos, era algo natural para él. Puedo decir que he visto muchos talentos en diferentes formas, pero nunca he visto otro Senna”.

Los conductores contemporáneos también admiran al paulista, como Fernando Alonso, quien dijo: “Senna es un punto de referencia para todos los pilotos, el mejor de su generación”. Sin embargo, se lo recuerda con una gran tristeza. “Su fallecimiento fue una gran pérdida para el deporte”, aseguró Sebastian Vettel; mientras que Kimi Raikkonen comentó: «La muerte de Senna fue un momento increíblemente triste para el mundo de la Fórmula 1”.

Hoy en día, para muchos, el único piloto que se asemeja a Ayrton Senna es Lewis Hamilton. Gerhard Berger, quien fue compañero de equipo del brasileño de 1990 a 1992, dijo hace unos días: “Hamilton es el único con el nivel de Ayrton. Yo siempre digo todos los años ‘No veo a nadie cerca de Ayrton’. Pero Lewis es el primer piloto que pongo al mismo nivel que Senna. Para mí siempre ha habido grandes campeones, pero siempre había una cosa por encima de ellos, Ayrton. Ahora veo a Lewis en la misma liga”.

La velocidad de ambos, la técnica en los distintos terrenos y la personalidad son algunas de las similitudes entre los dos pilotos. Sin embargo, es el propio británico quien todavía se siente por debajo de El rey del Principado. «Para mí, Ayrton siempre estará en un escalón distinto y es alguien a quien uno aspira emular”, aseguró. Además, en 2017 Hamilton recibió como obsequio el mítico casco de Senna por haber igualado las pole position de este y no pudo ocultar su admiración. “Estoy temblando, sin palabras. Solo puedo dar las gracias. Esto es lo más especial que tengo, de todos los trofeos, esto es lo más especial”, declaró el piloto de 34 años al recibir el regalo.

 

 

Las declaraciones de los colegas demuestran el legado y ejemplo que ha sido Ayrton Senna para el automovilismo. El 1º de Mayo se cumplieron 25 años de su fallecimiento (aquella fatídica carrera por el Gran Premio de San Marino será recordada como uno de los episodios más tristes en la historia de la Fórmula 1). Sin embargo, Ayrton siempre estará en la memoria de todos.

Autor: Manuel Bastos González.