Macri: el empresario que decidió sumergirse en la pasión por el fútbol

El ingeniero civil que llevó a Boca a ser el equipo más poderoso de América del Sur, y uno de los más importantes del fútbol mundial.

Uno se puede preguntar cómo es que un ingeniero civil llega a ser dirigente de un club, pero es mayor aún la incógnita, si aclaramos que ese club se llama Boca Juniors y el cargo es el de presidente. Ese ingeniero es Mauricio Macri, reconocido hincha de Boca, que llegó a ocupar el cargo más importante de la dirigencia Xeneize y, en una charla de época con la revista El Gráfico, refirió esa génesis que llevó por ese camino del fútbol a la política.

Macri asume en diciembre de 1995 como presidente del club, y comenzaría a mezclar sus conocimientos como empresario para solventar ciertos problemas económicos por los que estaba atravesando la institución. Obviamente, sin dejar de lado lo deportivo. Fue difícil su inserción en el mundo del deporte ya que, como bien le comentó a la revista, era visto como sapo de otro paso. Para solucionar los problemas financieros, comenzó realizando algunas reformas en el estatuto de Boca. Por ejemplo, los dirigentes debían ser responsables de su patrimonio y no se podían comprar más de cuatro jugadores por temporada. Además, llegó a un acuerdo con el Club Social y Deportivo Parque, quién proveyó de jugadores a las inferiores del xeneize. Luego habría otro trato con Argentinos Juniors para que las inferiores dieran sus frutos. Tan grande fue la importancia de los juveniles, que en la Copa Libertadores ganada en el año 2000 había 11 jugadores surgidos de la cantera. Un tal Juan Román Riquelme, por ejemplo. “Sé que estoy en la historia de Boca por los éxitos deportivos, pero ojalá me recuerden por haber cambiado la mentalidad.”, declaró Mauricio a El Gráfico haciendo referencia al surgimiento de nuevos jugadores formados en el club.

Pero si se trata de un puesto dirigencial cercano al deporte, no podemos dejar de mencionar el palmarés, que siempre es necesario para apoyarse en él a la hora de dedicarse al resto de las tareas. Y el caso del mandato de Mauricio en Boca, es el más exitoso de la historia del club. 17 títulos, de los cuales 11 fueron internacionales. Se convirtió en el presidente con más consagraciones a lo largo de su presidencia. Luego de su paso por el deporte, cambió de ámbito para dedicarse a la política.

 

Tomás Faure, 2 A Turno Mañana