La bicicleta: ¿un acierto para combatir el tránsito y una colaboración en el “maltrato” al medio ambiente?

El sistema implentado por la Ciudad de Buenos Aires ya cuenta con más de 15.000 usuarios y ha sido un muy buen recurso para los habitantes que gozan de la utlización del mismo.

Parque Centenario, Caballito. Ciudad de Buenos Aires.

“Locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes”. Esta célebre frase fue dicha por una de las mentes más brillantes que deslumbraron con su inteligencia a lo largo de la historia: Albert Einstein. Sin duda alguna su capacidad para la resolución de complejas ecuaciones y desarrollo de postulados teóricos marcaron su trascendencia, pero en la Ciudad de Buenos Aires hoy en día existe una problemática que hasta el físico alemán no podría resolver: el tránsito. ¿Qué automovilista nunca escuchó retumbar en sus oídos, estancado en un embotellamiento: “El tráfico es una locura”? Un tratamiento adecuado para contrarrestar dicho problema es la implentación del programa “En Todo Estás Vos”.

Este sistema, implementado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires tomando modelos de otros países, es muy accesible para cualquier vecino e incluso para un turista. ¿Cómo debe una persona registrarse en él? Muy sencillo: Puede ser de manera online o acercándose al Centro de Operaciones ubicado en la Calle Balboa 220, en Chacarita. Esto es solo para mayores de edad o menores de 17 si cuentan con una autorización expresa de sus padres.

Una vez hecho el registro, las bicicletas se retirarán de manera gratuita en la estación más cercana al domicilio de cada uno o simplemente donde se encuentre en aquel momento. Además, con la aplicación que podrá ser descargada en cada dispositivo móvil, cada uno podrá consultar la disponibilidad en cada estación en tiempo real. Esto ayudará a que una persona no tenga la “obligación” de acercarse a la sede correspondiente. El período máximo de utilización tendra un límite, el cual deberá ser respetado a rajatabla.

Esta red de ciclovías se comenzó a utilizar en julio del 2009. Se estima que hoy el 4% de la Ciudad utiliza esta herramienta, cuando antes de esta implementación rondaba el 0,4%. Se estipula que aproximademente unos 15.000 usuarios gozan de esta vía. Por último, cabe destacar que recientemente el Gobierno cedió este sistema a manos de “Itau”; dicha empresa, que ha firmado un contrato de sesenta millones por año por un período de diez años, ya se encuentra en funcionamiento en Chile (Santiago) y Brasil (San Pablo, Río de Janeiro, Porto Alegre y Salvador). Pese a estar bajo el mando de una empresa, el Gobierno se ha comprometido a ocuparse del 22% de los gastos, lo que ayudará a que el servicio continúe siendo, por el momento, gratuito.

Gracias a sus más de 50 estaciones, este sistema ha permitido que el regreso al hogar sea mucho más ameno para los habitantes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, evitando el caos de avenidas principales como Córdoba, Corrientes o 9 de Julio. A su vez, le han hecho un gran bien al medio ambiente, ya que en los últimos años se ha destacado la grave contaminación que sufre esta ciudad debido al incesante tráfico y a la falta de espacios verdes. Por lo tanto, una de las ideas y medidas por la cuales se implementó esta alternativa de transporte fue debido a los constantes perjuicios que genera la utilización de los vehículos a motor. También este proyecto ha servido para incentivar la actividad física, y el hecho de ser gratuito habilita a muchas personas con escasez de recursos, y de mucha necesidad, a sumarse al movimiento aprovechando la utilización de las mismas para un entrenamiento.

Buenos Aires es una de las ciudades que apuestan con fuerza en la aplicación de políticas de sustentabilidad energéticas favorables para el medio ambiente. Próximamente, el Gobierno Nacional intentará abarcar esta medida a lo largo y ancho de todo el territorio argentino.

Julio Cabelli