La resurrección

A 20 años de la quiebra, el conjunto de Eduardo Coudet vuelve a gritar campeón

Diego Milito, Lisandro López y Víctor Blanco. Tres grandes responsables del gran momento que vive el equipo de Avellaneda

Ningún fanático de Racing olvidará aquel 4 de marzo de 1999 que la síndica, Liliana Ripol declaró “Ha dejado de existir Racing Club Asociación Civil” dicha frase sin dudas fue la peor noticia que pudo haber recibido la gente de La Academia que salió a la calle a defender su institución. En ese momento a Racing se le impidió comenzar el Clausura 99´ contra Talleres de Córdoba pero ese 7 de marzo el hincha dijo presente, llenando el Cilindro más que cualquier otro club del fútbol argentino. Ese día fue denominado como el “Día del Hincha de Racing”.

Gracias a la presión del pueblo racinguista para implementar la Ley de Fideicomiso, se logra evitar la quiebra y el club puede comenzar el campeonato y realizar sus actividades normalmente.
Al finalizar el mandato de Daniel Lalín, el 29 de diciembre del 2000 Racing pasa a ser gerenciado por la empresa Blanquiceleste S.A, tal compañía a pesar de haber ganado un campeonato de la mano de Reinaldo Merlo (2001) fue despreciada por el hincha tras varias ventas de jugadores importantes sin reemplazos efectivos, teniendo deudas con los trabajadores del club y alquilarle su estadio a nada más y nada menos que su eterno rival, Independiente.
En el 2008 después de varios campeonatos llenos de fracasos La Academia debe jugar la promoción contra Belgrano de Córdoba, logra quedarse en Primera y además lo más importante, es la vuelta a la democracia (desde 1997 el socio no podía elegir a su presidente). Ese año gana las elecciones Rodolfo Molina, quién en 2011 es reelecto con su partido “Racing sigue”, entre ellos miembros se encontraba como vicepresidente segundo, Víctor Blanco.
El año 2013 fue un año clave para la comisión directiva de Racing, los resultados no son los esperados y se tomó la decisión de despedir a Roberto Ayala que ocupaba el cargo de Coordinador General de Fútbol que a su vez produjo la renuncia de Molina y de el vicepresidente primero Gastón Cogorno. Determinando el nombramiento como presidente interino a Víctor Blanco hasta finalizar el mandato en el año 2014.
Desde que Blanco asumió como presidente las cosas fueron de menor a mayor, con las llegadas de Diego Milito, Ricardo Centurión y el nuevo entrenador, Diego Cocca. Racing logró ganar el torneo inicial 2014 tras una sequía de 13 años, ese día Avellaneda estaba vestida de celeste y blanco.
Hoy, tan lejos de ese día oscuro Racing “ha dejado de sufrir”, de la quiebra a el superávit. De pelear por no descender a aspirar a el título con el resto de los grandes equipos. Gracias a buenos manejos por parte de la comisión directiva, con el gran trabajo en las inferiores, con grandes ventas como la de Lautaro Martínez. La Academia vuelve a ser campeón de la mano de Eduardo Coudet logra obtener la Superliga 2019, vuelve a ser el Racing de la década del 40, el heptacampeón, el primer equipo argentino en ser tricampeón.
Racing vuelve a ser Racing. Ahora debe demostrar que no es solo el momento, sino que puede mantener la base para pelear la próxima Copa Libertadores y la Superliga. ¿Podrá La Academia mantenerse dominante en el tiempo?

Joaquín Núñez Morales 2°A TM