UNICABA, la universidad de los maestros

El jueves 22 de noviembre, en la Legislatura porteña, se aprobó el proyecto para crear la UniCABA.

Cabe destacar que la iniciativa fue sancionada solamente por el voto del oficialismo, 34 legisladores de Vamos Juntos fueron los únicos que votaron a favor; el resto del recinto, en contra. “Yo quiero una Ciudad en la que los estudiantes sean formados para la vida, no para el mercado» dijo el legislador Leandro Santoro de Unidad Ciudadana, tras finalizar la votación.

El proyecto había sido presentado a fines de 2017 por la Ministra de Educación, Soledad Acuña. Desde aquel momento fue rechazado por la comunidad educativa de los Institutos de Formación Docente, a tal punto que, la noche previa a la votación, gremios y sindicatos docentes junto a centros de estudiantes marcharon hasta la Legislatura y realizaron un acampe, donde a la tarde fueron reprimidos con gases lacrimógenos por la Policía de la Ciudad.

“Estábamos en la sesión cuando nos dicen que había comenzado la represión. Salimos para hablar con el responsable del operativo pero nos tiraron gases a nosotros. Nos dijo que no le importaba, que él estaba haciendo su trabajo”, contó Myriam Bregman, legisladora del Frente de Izquierda.

¿Por qué la comunidad educativa desaprueba el proyecto? Son varias las razones: primero y principal porque consta del cierre de 29 institutos de formación docente (Escuelas Normales Superiores, Escuelas Superiores de Educación Artística y los Institutos de Educación de Formación Docente y la Escuela de Maestros) concentrándolos en un solo edificio, que se especula estará ubicado en el predio del Instituto de Educación Superior Juan B. Justo, Villa del Parque. Lo cual genera que no haya distribución geográfica, y menos cátedras y horarios, por ende, los alumnos y profesores se ven afectados. Pero sobre todo los profesores, ya que a pesar de que el Articulo 11 de la ley -“Establézcase como garantía laboral, en relación a la transferencia del personal docente y no docente referida en el artículo 6° de la presente ley, que gozarán de estabilidad laboral, conservando salario y antigüedad”- señale que no se perderán puestos de trabajo, en la práctica resultaría imposible debido a la reducción de cargos.

Matías López, alumno del Profesorado Mariano Acosta, maestro de la Escuela N°6 y militante del centro de estudiantes, que estuvo en todas las manifestaciones en contra de UniCABA, afirmó que “la coexistencia de los profesorados y UniCABA significaría una muerte lenta para los profesorados, ya que no cuentan con el presupuesto ni con los centros pedagógicos de la nueva universidad”. En cambio, Verónica Wachmouth, directora del colegio Pestalozzi y Magistrada en políticas educativas, sostuvo que esto no es así al decir que “si los profesorados estuvieran convencidos de que son la mejor opción, no le tendrían miedo a la UniCABA, porque es lejos, es una sola, es incómoda para los estudiantes, entonces ¿Por qué elegirían la UniCABA?”.

¿En qué se beneficiará la formación docente según el oficialismo? Con la iniciativa, la UniCABA tendrá autonomía académica e institucional y autarquía económica y administrativa; y cumplirá tres funciones: la Formación Docente (jardín, primario, secundario e idiomas, artística y educación física), la investigación docente y la extensión universitaria (posgrados).

La nueva “Universidad de Maestros” abriría sus puertas y comenzaría el ciclo académico en 2020.

Una producción especial de: Torres, Restivo, Mattivi, Latorre y García Catalini