Chamberlain, una leyenda de la NBA

Wilt Chamberlain es el jugador con más récords históricos de la NBA,  logró más de 70. Es considerado uno de los mejores deportistas de la historia y tiene con qué respaldarlo. Nació en Philadelphia el 21 de agosto de 1936 en una familia de 9 hermanos. Desde chico, muchos notaron sus condiciones tras haber marcado números excepcionales en varias disciplinas deportivas (llegó a saltar 1,98 en salto en alto, corrió los 400 metros llanos en 49 segundos, los 800 en 1:58 y alcanzó los 6,70 en salto en largo). Entre muchas otras cosas, fue nombrado MVP de la NBA cuatro veces, integró el mejor quinteto en siete temporadas y el segundo quinteto en tres, fue 7 veces máximo anotador de la NBA y 11 veces máximo rebotero. Chamberlain es el único jugador en la historia de la competición en promediar al menos 30 puntos y 20 rebotes por partido en una temporada, un logro que alcanzó en siete temporadas consecutivas. Posee también un “diploma de honor” por figurar en la lista de los 50 mejores jugadores de la historia de la NBA, aunque muchos dicen que debería estar mucho más arriba.

Además, es el único en haber anotado 100 puntos en un solo partido de la NBA jugando para Philadelphia Warriors en un enfrentamiento ante los Knicks el 2 de marzo de 1962. Fueron 24 puntos en el primer cuarto, 18 en el segundo, 28 en el tercero y 31 en el último. Ese día anotó 36 de 63 tiros posibles y dijo que se sentía “avergonzado” por hacer un porcentaje tan bajo. Los últimos 46 segundos del partido no se disputaron porque los espectadores invadieron el campo festejando el punto número 100 de Wilt. El encuentro no fue televisado y solo 4.100 personas tuvieron la suerte de presenciar ese hecho histórico. Luego de su muerte, en 1999, alguien pagó US$551.884 por el balón al alcanzapelotas que se lo había llevado.

A lo largo de su carrera sumó 31.149 puntos que le permitieron ser el máximo anotador histórico hasta que Kareem Abdul-Jabbar, Karl Malone y Michael Jordan rompieron su récord y lo dejaron con la cuarta mayor suma de puntos en la historia de la NBA. Nada mal.

Más allá de todos sus récords, el estadounidense cambió la historia del básquetbol con sus actuaciones deslumbrantes. Gracias a su forma de jugar, la NBA tuvo la necesidad de cambiar el ancho del área debido a lo dominante que era en esa zona. Con la implementación de la regla de los 3 segundos ofensivos, se lo obligaba a él y a todos a salir de la zona de vez en cuando: ‘Ningún atacante con o sin balón, podrá permanecer en la zona que delimitan las líneas de tiros libres, incluido el semicírculo exterior, más de tres segundos’.

Con todas estas estadísticas, es raro que no se lo considere como el mejor jugador de la historia de este maravilloso deporte, pero tiene una explicación. A pesar de sus números inigualables y sus récords históricos, Wilt solo ganó 2 anillos de campeón en la NBA, por lo que se encuentra muy por debajo de los números de otras estrellas con mucho más renombre (Magic Johnson, por ejemplo, ganó cinco, Michael Jordan y Kareem Abdul Jabbar seis y Bill Russell once). Las personas que defienden a Chamberlain como el mejor basquetbolista de la historia lo justifican con los números que aparecen en los libros y utilizan la frase ‘los libros no mienten’.

Wilt the Stilt (apodo que odiaba) o The Big Dipper falleció el 12 de octubre de 1999 gracias a un ataque cardíaco mientras dormía en su casa de Bel-Air, California. En ese momento, estaba bajo cuidado de cardiólogos y otros médicos debido a sus problemas de corazón. Tenía 63 años.

 

Autor: Federico Luque, segundo B, turno mañana