La mudanza del CeNARD, ¿un bien para el deporte?

Un negocio y diferentes opiniones detrás del traslado del Centro Nacional de Alto Rendimiento

El cambio de locación del CeNARD vuelve al foco de la escena tanto en lo social como en el deporte. En las redes sociales, más específicamente en Twitter, comenzó a circular la información de que el Grupo Werthein fue quien compró el espacio de Tiro Federal (ubicado al lado del actual centro de alto rendimiento), y son los mismos que se quedarían con el CeNARD. Curiosamente dicha empresa lleva el apellido del presidente del Comité Olímpico Argentino (COA), Gerardo Werthein.  Frente a esto varios periodistas, como Angela Lerena, o deportistas como Charo Luchetti o “Piti” D’elia, ex Leonas, se proclamaron en contra y promovieron el hashtag #NoALaVentaDelCenard

La mudanza fue anunciada por el presidente, Mauricio Macri, apenas terminaron los Juegos Olímpicos de la Juventud. El acuerdo fue entre el Gobierno Nacional y el porteño, como una especie de trueque; así, el predio de Villa Soldati, perteneciente a CABA, quedaría en manos de la Estado mientras que el de Núñez, propiedad del Gobierno Nacional, quedaría para la Ciudad.
Las actividades que se realizan en las 11 hectáreas de Núñez se trasladarían a las 32 hectáreas de Villa Soldati; estas últimas, equipadas con infraestructura de certificación internacional y pabellones polideportivos, pista de atletismo, piscinas, canchas de tenis y hockey sobre césped, y patinódromo. El traslado y la puesta a punto del nuevo complejo llevará un año debido a que hay que sumarle equipamiento como un hotel para los deportistas, una cancha de Squash, cancha para Los Murciélagos, un frontón de paletas y un centro de ciencias aplicadas al deporte.
Pirámide Invertida tuvo la oportunidad de hablar con Oscar Ortiz, quien se desempeñó en lucha grecorromana, fue campeón nacional y sudamerciano, y también fue miembro COI. “El CeNARD ha albergado siempre deportistas del interior. Tiene capacidad para 400 chicos en los hoteles, nosotros captábamos atletas y se quedaban allí, contábamos con la escuela que está dentro. Actualmente la escuela funciona pero los hoteles no tienen la capacidad necesaria para todos los deportistas. También muchos deportes, como el nuestro, no tienen la suficiente estabilidad económica para sobrevivir”, contó el ex luchador.
Ortiz se mostró muy ilusionado con el nuevo predio al que se trasladará el Centro Nacional de Alto Rendimiento, contrariamente a la mayoría de los deportistas. “Dicen que con el pase a Villa Soldati va a volverse un lugar muy especial, yo estuve analizando eso y puede ser beneficioso para el deportista. Pienso que el CeNARD está muy cerca de los vicios, es una zona muy céntrica, el paseo y demás, los chicos vienen, ven muy de cerca la diversión y se alejan de lo que buscamos nosotros, esa concentración y el enfoque en el deporte. La zona en el sur es un poco más peligrosa pero podemos tenerlos más cerrados y ocuparnos”, remarcó.
Por ahora, el traslado es un hecho a pesar de las diferentes opiniones, y supone aprovechar al máximo las instalaciones deportivas que cuentan con certificación olímpica. También implica un menor arraigo con tierras de menos cotización, por otro lado se espera ver quién se hará con el terreno que quedará en Núñez.
Ezequiel Gimenez