La historia de Freddie Mercury y su Rapsodia Bohemia

La piel de gallina con cada acorde y cada canción. Los pies siguiendo el ritmo contra el piso. Los latidos acelerados como si fuese un show en vivo. Incluso, algunos que se animan a cantar en la sala. Todo esto y más se vive en la película que narra, no solo la historia de Freddie Mercury, sino también la de Queen.

Titulada igual que uno de los singles más exitosos y polémicos de la banda, “Bohemian Rhapsody” dirigida por Bryan Singer y luego terminada de filmar por Dexter Fletcher ya es un éxito taquillero. Si bien se toma sus licencias cronológicas, que son eje de las críticas por parte de los fans más puritanos de la banda, la historia es fiel y cautivadora.

Con un excelente juego temporal que eriza la piel, el comienzo del film muestra como la estrella de rock se prepara para subir al escenario en Wembley. Automáticamente, y sin perder la emoción, el tiempo se traslada a la principios de los ‘70, donde Farrokh Bulsara, un joven parsi, trabaja de carga maletas en el aeropuerto de Londres.

El siguiente tramo de la película es un poco apresurado, si, y se toma la conformación de la banda como algo que fue rápido y sencillo, muy alejado de la realidad. El filme, entonces, nos contará la llegada al éxito de la banda, sus giras, sus grabaciones y los momentos más emotivos y memorables al ritmo de varios reconocidos hits de la banda. Llegando al final, la película concluirá como comenzó, quince años después con la histórica presentación de Queen en el “Live Aid” de 1985.

Pero esta obra, que lejos está de ser un documental, también es una historia de amor. El amor de Freddie, con una excepcional interpretación de Rami Malek, por la música, por su público y, por supuesto, el encuentro con su sexualidad. Acá es donde las críticas más duras acusan a los productores de haber tomado muy a la ligera la condición sexual del cantante, y sobre todo, su contagio y lucha contra el SIDA.

A pesar de que algunos temas cruciales son tratados con extrema delicadeza, esto era algo que se sabía desde el principio, teniendo en cuenta la intención de hacer la película apta para mayores de 13 años. Aun así, con sus aciertos y sus flaquezas, esta película nos hace revivir el éxito de una de las bandas más importantes de la historia. Nos hace vivir la creación de algunos famosos hits y, sobre todo, nos hace festejar a Queen y su música, que sigue más vigente que nunca.

Julieta López
2º “B” T.N.