La Maldición de Hill House, la nueva atracción de Netflix.

Una apuesta diferente basada en historias de fantasmas, de casos paranormales y con grandes escenas de susto fue lo que propusieron los productores de Netflix con la nueva serie “La Maldición de Hill House” que, a un mes de su estreno, se transformó en el nuevo éxito de la plataforma. Los usuarios han quedado fascinados con la historia ya que es la primera vez que se ofrece una historia de este género.

Lo que hace a Hill House una llamativa atracción no solo es responsabilidad de la historia que conlleva la casa o del gran trabajo de los actores al momento de personificar sus respectivos personajes sino a que la tarea del director general, Mike Flanagan, es admirable, ya sea por la sensacional ambientación de los momentos tensos o la forma en la que decide transmitir el cuento. Todo esto hace que la serie se destaque por encima de lo acostumbrado. Para justificar lo anteriormente dicho vale destacar el reconocimiento del famoso escritor estadounidense, Stephen King, quien se rindió a los pies de la obra:

“THE HAUNTING OF HILL HOUSE, revisada y remodelada por Mike Flanagan. Normalmente no me importa este tipo de revisionismo, pero esto es genial. Casi la obra de un genio, de verdad. Creo que Shirley Jackson lo aprobaría, pero quién sabe a ciencia cierta”. Sentenció el famoso escritor en su cuenta de Twitter.

El relato, que recrea la icónica novela de Shirley Jackson (The Haunting of Hill House, 1959), se desarrolla durante unos 10 capítulos de una hora de duración, donde la trama se reparte en dos líneas temporales bien marcadas. La primera muestra como un matrimonio con cinco hijos se muda a una vieja casona para restaurarla y, pronto, presencian hechos sobrenaturales. Esa línea temporal convive con el presente, donde el padre y los hijos ya adultos recuerdan con horror aquella casa donde murió su madre en extrañas circunstancias. Esa vivencia los marcó para siempre.

En el presente se puede apreciar como cada integrante de la familia muestra, desde su personalidad, secuelas de aquella vieja tragedia. El hermano mayor, Steve, se convirtió en un escritor consagrado que llegó a la fama por un libro que escribió sobre la famosa casa y por otras grandes obras de fantasmas. Por su parte,la hermana Shirley atiende una funeraria que embalsama y maquilla los cadáveres. El resto de los hermanos lo componen un drogadicto que ve visiones de un hombre de traje con sombrero (Luke), una psicóloga infantil que investiga casos de abuso que cuenta con el poder de tocar a las personas con su mano y ver a través de ellas (Theo), y la más chica, una mujer depresiva que ve la silueta de una mujer con el cuello roto que durante el transcurso de la trama descubre que es ella misma pero en el retrato de su muerte (Nell).

Tras la muerte de Nell, quien después de haber sufrido una seguidilla de ataques de depresión tomó la decisión de volver a la casa para suicidarse, el resto de la familia quedó conmocionada. La noticia hizo que volvieran a reunirse luego de un largo lapso de tiempo en el velorio de la difunta, al que asistió también el padre, Hugh Craine, quien se había alejado de sus familiares después de esa trágica velada.

Una vez que finalizó el funeral, Luke decidió ir hasta Hill House a terminar de una buena vez por todas con esta maldición, lo que provocó, indirectamente, que la familia entera, en un acto de heroísmo por salvarlo, se dirija hacia la casa, otra vez. El desenlace fue bien recibido por los usuarios ya que la mezcla de terror, suspenso y la de un final feliz son la receta perfecta para el éxito.

Ante los buenos resultados que disparó la serie, el director Mike Flanagan dejó una puerta entre abierta a una posible segunda temporada pero asegura que no depende exclusivamente de él sino de la gente de Netflix. “No quiero especular sobre una segunda temporada hasta que Netflix, Paramount y Amblin nos digan que la quieren” advirtió Flanagan. “Lo que diré es que tengo entendido que la historia de la familia Crain ya ha sido contada. Ha terminado”, adelantó el director. “Creo que hay muchas direcciones que podemos tomar, con la casa o con algo completamente distinto. Me encanta la idea de una antología. Pero para mí, creo que los Crain ya han pasado por bastante, y los dejamos exactamente tal y como queremos recordarlos”. Destacó el productor de la flamante obra.

Matías Indrieri
2° “B” T.N.