Ya está disponible el misoprostol para casos de abortos no punibles

El Ministerio de Salud de la Ciudad llevó a cabo la distribución del medicamento entre los hospitales porteños; la ANMAT aprobó su venta en farmacias de todo el país

Recientemente se distribuyó en Buenos Aires el novedoso misoprostol, que será utilizado como método para la interrupción legal del embarazo. Hasta hace poco solo se podía acceder a este producto en los hospitales y centros de salud de la ciudad porteña. Pero la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), a través de la disposición 946-12/10/2018, aprobó la venta en farmacias, únicamente bajo receta archiva y para uso ginecológico. La misma le había otorgado la autorización en julio al Laboratorio Domínguez para que produjera los medicamentos, solo una semana después de que se rechazara el proyecto de ley del aborto legal, seguro y gratuito.

Se trata de cajas que contienen 20 comprimidos de 200 microgramos, los cuales por el momento son solo utilizables por vía vaginal y no sublingual. En contrariedad con el Oxaprost, que está indicado para úlceras gástricas, el Misop 200 está pura y exclusivamente adaptado para uso ginecológico y obstétrico.

De esta manera, las mujeres que requieran de un aborto no punible pueden hacerlo en los Centros de Salud de la Ciudad de Buenos Aires (Sesac) hasta las 12 semanas de gestación y, a partir de este lunes, el producto también se podrá adquirir en farmacias de todo el país. Pasando ese tiempo prudencial, deberán concurrir a un hospital para poder tener acceso al procedimiento. Esto se debe a que, transcurrido el primer trimestre de embarazo, los riesgos de padecer complicaciones se incrementan considerablemente. La posibilidad de sufrir una hemorragia o una ruptura uterina, por ejemplo, se ve aumentada con el correr de los días. Por eso, los especialistas recomiendan hacerlo durante los primeros 3 meses. En el caso de las mujeres que poseen un dispositivo intrauterino insertado, deben extraérselo antes de utilizar el misoprostol.

Por lo general, el procedimiento finaliza al cabo de 24 horas, aunque en ciertos casos se puede extender a 48 e incluso más tiempo. Algunos de los efectos que causa el medicamento son el sangrado, que es más fuerte y duradero que una menstruación normal, y las contracciones uterinas, que se presentan de manera más intensa.

También se pueden presentar algunos efectos secundarios menores, como fiebre alta, diarrea, náuseas y vómitos. Muchos de estos síntomas se producen con frecuencia y no deben generar mucha preocupación. No obstante, hay otros que, de ser experimentados, lo recomendable es recibir asistencia médica. El sangrado abundante o prolongado por varios días, en conjunto con mareos o aturdimiento; el sangrado escaso o nulo; el dolor abdominal severo, son algunos de ellos.

Con el fin de adquirir información de mayor precisión, este medio le consultó a Gustavo Uranga, médico obstetra de 49 años, que trabaja en el Centro de Salud Nivel 1: “Palermo 2” (Cesac N° 26):

-¿Cómo ve la aprobación del misoprostol para la interrupción legal voluntaria del embarazo?

-A mí me parece perfecto, porque se está dando una herramienta a las mujeres, la cual presenta entre sus características, varios beneficios y facilidades a las que antes no se podía acceder. Me parece un gran avance en cuanto a la salud de las mujeres.

-¿Cuáles son los beneficios que antes no se tenían?

-Uno de ellos es que la mujer no requiere de acceder a un hospital para realizarse el aborto y lo puede hacer desde su casa, aunque siempre y en todos los casos es recomendable que se acerquen a un hospital o Cesac para poder llevar un control más preciso sobre el procedimiento. Lo único es que, por ahora, la única manera que tiene la mujer para utilizarlo es a través de la vía vaginal. Hay otros países que tienen la posibilidad de hacerlo vía sublingual. De todas formas, creo que es cuestión de tiempo para que eso también se logre acá en la Argentina.

-¿Qué debe hacer una mujer que desee acceder al misoprostol?

-Lo primero es acercarse al hospital para solicitar la caja de misoprostol, la cual contiene 20 comprimidos de 200 microgramos cada una. Pero después depende de cuánto tiempo esté la mujer. Si el periodo de gestación es menor a las 12 semanas, no hay problema y en teoría podría utilizarlas en su casa. Ahora, si el periodo traspasa esas 12 semanas, es estrictamente recomendable que lo haga en un hospital, porque ahí va estar muchísimo más segura y bajo el chequeo de los especialistas.

-¿Tienen algún efecto secundario que puedan generar estas pastillas?

-Y sí, siempre que se habla de pastillas o medicamentos que se utilizan para abortar traen algún efecto secundario. Hay algunos que son normales como fiebre o vómitos, pero hay otros que de manifestarse pueden ser síntoma de algún problema. Puede ser algún sangrado que se salga de lo normal, como también puede ser que la mujer no presente un sangrado, que puede ocurrir. Lo recomendable siempre ante estas situaciones es ir al médico y no dejarse estar, porque puede estar ocurriendo algún problema dentro del útero.

Matías Morici