Pelear contra los rivales y la coyuntura

Ezequiel Salinas, joven taekwondista argentino pide ayuda económica para poder competir en el exterior.

Ezequiel Salinas

Con tan solo 18 años, Ezequiel Salinas abre camino en el taekwondo nacional. Compite en la categoría “hasta 71kg”, la misma en la que se presentará para el campeonato mundial de Liverpool 2019. Pero para poder estar necesita ayuda.

La semana pasada se hizo conocido en las redes sociales con un mensaje en su cuenta de Twitter  que decía: “Soy campeón sudamericano, campeón regional, medalla de bronce en el mundo y subcampeón europeo. Estoy buscando viajar al campeonato europeo de taekwondo a realizarse en Grecia.”

Actualmente, además de las amplias horas de entrenamiento que cumple en la academia “Hakkyo” de Palermo, el joven se encuentra en la búsqueda de un sponsor que lo ayude a financiar un viaje a Europa para disputar un torneo al que fue invitado debido a sus buenas actuaciones en sus participaciones previas. El mismo se llevará a cabo en diciembre. Más allá de que la organización del torneo ayuda a los competidores bonificándoles su estadía, Salinas afirma que se hace imposible cubrir todos los gastos ya que tiene varios viajes por año.

El joven lleva más de una década realizando esta disciplina y afirma que, a pesar de las dificultades que está teniendo para seguir con este sueño, es un estilo de vida para él.

En diálogo con Pirámide Invertida, el deportista contó sus expectativas para lo que viene y repasó su carrera.

-¿Cómo fue que empezaste a hacer taekwondo?

-Arranqué a los 6 años, más que nada porque en el colegio me peleaba muy seguido, volvía siempre muy golpeado a casa, con moretones en las piernas, brazos y en la cara. Un día mi vieja se hartó, volví con el cuello todo marcado porque me habían ahorcado y me dijo “hoy vas a empezar con taekwondo, ya averigüé, a las cuatro de la tarde arrancas”. Ese fue el inicio de todo este gran camino que, hasta el día de hoy, sigo sin verle el fin.

-¿Cuándo te diste cuenta que eras realmente bueno y que podías empezar a competir?

-Al principio era una manera de defenderme, se convirtió en un juego, luego empezó a ser competencia y ahora es un nuevo estilo de vida. No sé si soy bueno, para mí no lo soy… Empecé con los torneos internos de la academia, me fui a Uruguay en mi primer torneo fuera del país, con 8 o 9 años. No quiero dejar de competir, es una de las cosas más lindas que tiene este deporte.

-¿Cómo estas rankeado a nivel nacional?

-En Argentina hay dos campeonatos nacionales por año, en el de este año quedé tercero en lucha y primero en formas. Pasé a la categoría de adultos (18 a 38 años), cambia un montón, en juveniles siempre era campeón, ahora es mucho más difícil, son rivales con más experiencia y mucho mejores.

-¿Se hace difícil conseguir ayuda económica para solventar los gastos y poder competir internacionalmente?

-Sí. El Estado solamente apoya a los deportistas olímpicos (Taekwondo WTF) y la Federación a la que yo pertenezco no tiene relación con los JJOO, entonces nos dicen que no nos pueden brindar ayuda financiera ni de ningún tipo.

-¿Y ahora que tu pedido se hizo viral, alguna empresa se contactó con vos para ayudarte?

-No, ni siquiera a partir del pedido. Seguimos a la espera de cualquier empresa o persona que quiera dejar su aporte.

 

 Juan Bautista Sanseverino