Gremio: el campeón vigente quiere repetir

La historia pudo haber sido distinta, pero cuando Gremio estaba a punto de quedar eliminado en su casa contra Estudiantes de La Plata, llegó el agónico gol que le posibilitó ir a la definición por penales, donde tuvo mayor eficacia y logró clasificarse a los cuartos de final de la Copa Libertadores, un torneo que logró ganar el año pasado ante Lanús.

Tras dejar en el camino a Estudiantes de la Plata y Atlético Tucuman el elenco de Porto Alegre tiene un nuevo rival sudamericano en el horizonte, River Plate. Por fortuna para los gaúchos, su equipo cuenta con la clase brasileña usual para dominar la pelota, perfilarse y demás, junto con un carácter normalmente representativo de los equipos del rio de la plata, ya sean de Argentina o Uruguay, cosa que tendrá al conjunto de Marcelo Gallardo con la guardia más  alta que nunca. Con Luan y Everton (cinco goles en siete partidos por la Libertadores actual) como figuras a nivel ofensivo, Gremio reúne jugadores de buen pie para la elaboración. Su fuerza colectiva no sólo le permitió sostenerse en el tiempo para ser nuevamente candidato al título, vale destacar que en el medio del certamen decidió vender a Arthur al Barcelona,  sino que también le sirve como respaldo para que los exponentes de mayor jerarquía individual puedan hacer la diferencia. Si bien no es imposible hacerle goles, de hecho Estudiantes de la Plata con un equipo casi juvenil casi lo deja afuera de la copa -en el fondo tiene a Walter Kannemann, surgido de San Lorenzo-, cuenta con un plus: Marcelo Grohe,  es un gran arquero que seguro protagonizará un duelo especial con Franco Armani, el arquero millonario.

La campaña del club brasileño en esta Copa hasta ahora es de  10 presentaciones, con siete triunfos, dos empates y apenas una caída, 2 a 1 ante Estudiantes en la cancha de Quilmes. Marcó 20 tantos y tan sólo recibió cinco.

Al igual que Gremio, River viene de superar a dos equipos argentinos: Racing Club, al que le ganó en un global de 3 a 0 en el Estadio Monumental y luego, también en el Vespucio Liberti, otra goleada , con participación polémica del VAR, frente al otro grande de Avellaneda, Independiente. 3-1 fue el resultado final de esa serie y es por eso que el Millonario viene de racha para enfrentar a un Gremio, que quiere coronarse bicampeón de la Copa Libertadores.

Tomás Ruiz , 2°B, Turno Tarde