A buscar medallas en el agua

En los Juegos Olímpicos de la Juventud la Argentina cuenta con seis representantes en natación y Delfina Pignatiello es una de las grandes promesas nacionales.

Los 4.012 atletas de 206 países se instalaron en la Villa Olímpica de Soldati (Comuna 8) para disputar entre el 6 y el 18 de octubre los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018.

El Presidente de la Nación, Mauricio Macri, y el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, fueron a dar la bienvenida a los atletas en Soldati.

La delegación argentina está compuesta por 141 deportistas. Es la más numerosa en la historia nacional. Supera a la de Singapur en 2010 (129 personas) y a la de China en 2014 (123 personas).

“En la Villa Olímpica de la Juventud no habrá distinción de etnias, religiones o culturas. A diferencia de los Juegos Olímpicos de mayores, donde los deportistas deben abandonar el complejo tras finalizar su competencia, los atletas permanecerán en la Villa durante todo el desarrollo de los Juegos Olímpicos de la Juventud. Un sello distintivo que tiene la competencia”, explican los organizadores.

 

 

Los espectadores tendrán la oportunidad de disfrutar a varias de las grandes estrellas juveniles del deporte actual, quienes tratarán de obtener los frutos tras años de preparativos para la cita olímpica.

La natación, una de las disciplinas más convocantes, arranca el domingo 7 y cerrará el viernes 12, en seis jornadas a pura emoción y adrenalina.

Los nadadores argentinos ya se encuentran en la villa a la espera de que empiecen los Juegos Olímpicos y puedan representar a la argentina. Argentina contará con 6 representantes, cuatro femeninos y dos masculinos; la cual la más destacada es Delfina Pignatiello y la acompañarán Julieta Lema, Selene Alborzen y Delfina Dini. Y los varones que competirán son Juan Ignacio Méndez y Joaquín González Piñeiro.

Sin ninguna duda, Delfina Pignatiello, una de las figuras más destacadas de los 142 integrantes de la delegación Argentina, tratará de ratificar como local su excelente rendimiento del mundial de Indianápolis 2017, donde se bañó  de gloria y se colgó dos medallas de oro y una de plata.

La nadadora de San Isidro, dueña del récord nacional del 800 metros, buscará consagrarse campeona Olímpica en nuestro país, pero en las dos competencias de larga distancia que se llevarán a cabo en Buenos Aires tendrá un mano a mano con la húngara Ajna Kesély. La húngara Kesély, de 17 años, la amenaza de Pignatiello, mejoró este año todos los tiempos. En agosto, la húngara hizo 800 metros en 22 segundos y mejoró la marca de Delfina. También bajo en más de 3 segundos los 400.

La natación en Buenos Aires 2018 tendrá 36 pruebas (17 pruebas para mujeres, 17 pruebas para hombres y dos pruebas mixtas), donde los mejores nadadores juveniles del mundo intentarán subirse al primer podio Olímpico de sus vidas y apuntalar una carrera llena de sueños.

 

Belen Garay