Netflix: la cultura del entretenimiento en streaming

Hace unos años era impensado que una plataforma en streaming alcanzara a las grandes productoras y canales de televisión, y mucho menos que les hiciera competencia. Y, es que por más monótonas o pomposas que parezcan las entregas de premios Hollywoodenses del estilo de los Oscar’s, son un perfecto indicador sobre el estado de la industria del entretenimiento. En el caso de los Emmy, los premios entregados por la Academia de televisión de Hollywood, son importantísimos para marcar históricamente los rotundos cambios que van surgiendo año tras año en la industria audiovisual.

Justamente por eso fue todo un hito cuando, hace cinco años, Netflix tímidamente ingresaba en la competencia, lo que daría inicio al veloz éxito de los contenidos on demand. En ese momento, la empresa había obtenido tres estatuillas con su primera serie original, la exitosa House of Cards. Este año también es histórico para la compañía, ya que luego de su debut en 2013, consiguió 112 nominaciones para la 70º entrega de los premios, que se realizó el lunes 17 de septiembre. Con esta cantidad, Netflix arrasa con todos los records superando a cualquier otro canal de televisión o plataforma de internet. Como si esto fuera poco, superó a su empresa rival, HBO, quienes venían liderando la competencia desde hace 18 años, aunque le sigue de cerca, con 108 nominaciones.

Este rotundo cambio posiciona al género en streaming como nuevo líder legítimo del consumo televisivo, garantizando contenido de calidad, con distintas temáticas y géneros que los canales de televisión comunes no logran abarcar. Curiosamente, llama la atención que justo en las categorías donde Netflix no domina es en las principales: mejor drama, comedia, miniserie y telefilm. Las series más nominadas corresponden a la competencia y son “Game of Thrones” y “Westworld” de HBO y “The Handmaids Tale” por parte de Hulu.

Periodistas que hace años son especialistas en esta temática no dejan de mencionar el arrasador avance de Netflix, asegurando que transformó totalmente la industria de la televisión en EEUU y el resto del mundo. Los motivos del interminable, por ahora, éxito de esta compañía tiene varios factores que lo respaldan.  Ya de por sí, estamos viviendo una era donde las series están en su auge. Con gente que hasta 4 o 5 series a la vez.

¿Qué tiene Netflix para reinar en este nuevo rubro? Es muy importante el hecho de que su catálogo de series y películas es bastante extenso y para todos los gustos. Posee películas viejas y memorables hasta un repertorio de estrenos recientes para los clientes que no gustan mucho de ir al cine. Desde los niños más pequeños hasta adultos de todas las edades tienen contenido personalizado en la plataforma.

Aun así, el verdadero caballo de batalla de la empresa son sus series de producción propia. Si bien ahora su primogénita “House of Cards” le trajo problemas por las graves acusaciones a su protagonista, Kevin Spacey, en su momento fue una serie que maravilló a la audiencia e hizo que Netflix se lanzará exitosamente al mercado internacional, arribando en países como España en 2015.

Luego de una increíble racha en audiencias de todo el mundo, lo que ahora ansia la compañía es dominar los premios. Luego de las primeras estatuillas que le dio “House of Cards”, sus dueños, los empresarios Reed Hastings y  Marc Randolph, esperan romper records en los Emmy y así estar aún más cerca de su más ambicioso sueño: Los Oscar’s.

Es normal que la Academia de Hollywood este tratado de ignorar a Netflix a pesar de su creciente éxito, ya que su formato es una clara amenaza para la industria del cine. Sin embargo, de a poco esta tendencia  está viendo su cambio ya que su estreno Mudbound, obtuvo cuatro nominaciones para los Oscar 2018. Entre ellos, el de la primera mujer candidata en la categoría de dirección de cinematografía.

Y aunque al final no logro la victoria en ninguna de las categorías en las que competía, si tuvieron el placer de recibir su primera estatuilla de la mano de un documental: Ícaro.  Netflix ansia tanto los Oscar’s ya que, más allá del tamaño reconocimiento que le darían, significaría romper con las bases más ortodoxas del cine clásico. Y romper con los esquemas es algo que a esta empresa se le viene dando muy bien.

Julieta López
2° “B” T. N.