Victoria Saputo: “Hay que dejar la bandera argentina en lo más alto”

Victoria, hija de Guillermo Saputo, ex representante olímpico, será la primera mujer argentina en competir en boxeo en los próximos Juegos Olímpicos Juveniles. Concentrada en el Cenard desde enero, charló con Pirámide Invertida.

Con 18 años recién cumplidos, la campeona panamericana, consagrada en mayo pasado en Estados Unidos en la categoría de 60kg, lleva inexorablemente el boxeo en su ADN. Lo que comenzó siendo una práctica con fines recreativos se convirtió en su modo de vida. A continuación, cuenta su historia en un mano a mano con Pirámide Invertida. Y palpita su participación en los Juegos Olímpicos de Invierno.

 

Resultado de imagen para victoria saputo

El momento de la consagración: campeona del Panamericano juvenil en Estados Unidos

 

 ¿Cómo y por qué te iniciaste en el boxeo?

Comencé a hacer boxeo a los 13 años, en José C. Paz, en un gimnasio que tenía mi papá y más que nada para ponerme en forma. Ahí empecé poco a poco a entrenarme sin el objetivo de pelear sino más bien recreativamente. Con el correr de los meses me fue gustando y le terminé diciendo a mi papá que quería ser boxeadora.

¿Y cómo fue el proceso desde ese deseo de dedicarte al boxeo hasta llegar al primer combate?

Me venía entrenando hacía meses cuando mi papá me comentó que me había conseguido una pelea. La acepté y gracias a su ayuda me preparé de la mejor manera.

¿Cuál fue esa primera pelea y qué recordás de ella?

Mi primera pelea fue a los 13, en Parque Jardín, un lugar con mucha gente. Iba de visitante: mi rival, Emilce Roche, era local. Estaba nerviosa, pero por suerte me fue bien. Terminó en empate, pero lo que más recuerdo es la gente gritando mi nombre.

Tu papá, Guillermo Saputo, también fue boxeador y ha representado al país en dos Juegos Olímpicos y en otras competencias. ¿Qué consejos te brinda?

Los consejos que me da mi papá como boxeador y ex representante olímpico son que aproveche los Juegos al 100%, que los disfrute ya que no se vive todos los días la posibilidad de estar y participar. Y que dé todo en las peleas.

¿Cómo fue el proceso de preparación de cara a los Juegos? 

Me vengo preparando hace cuatro años, con todo, a full. Implicó por ejemplo que este último año tuviera que dejar de ir al colegio y comenzar a hacerlo a distancia. También perder el contacto cotidiano con mis amigos ya que estoy viviendo en el Cenard. A mi familia la veo solo los fines de semana. Pero son cosas que tenés que relegar un poco para cumplir un sueño, ¿no?

Ganaste el Oro en el clasificatorio para la cita olímpica ante la brasileña Rebeca Santos, ¿qué recordás de aquel momento?

Fue una pelea muy dura y una muy buena rival. En el momento del fallo cuando anunciaron que había ganado se me vinieron un montón de emociones juntas. Estaba súper contenta sin poder creer que había clasificado a los Juegos. Un instante único.

 

Resultado de imagen para victoria saputo

El relevo de la antorcha, otro sueño cumplido para la bonaerense de 18 años

 

¿Qué te genera que la competencia se dispute acá en Buenos Aires?

Me genera mucha alegría, está muy bueno ya que es la primea vez que se realiza un Juego Olímpico acá en Buenos Aires. Hay que aprovecharlo, va a venir mucha gente a alentarnos. Hay que tratar de dejar la bandera argentina en lo más alto.

¿Hay alguna cuestión que entrenes más de cara al debut? ¿Algo que sientas que tenes que pulir?

Estoy más que encaminada para los Juegos, pero estoy perfeccionando algunas cosas, por ejemplo la terminación de ciertas combinaciones de golpes, tirar el uno-dos y finalizar con un cruzado o un gancho. También no quedarme con una sola combinación sino dar un paso atrás y ejecutar una nueva. Mi papá sigue siendo mi instructor, pero actualmente, al estar en el seleccionado, tengo otros entrenadores (compañeros y de la misma escuela de boxeo de él). Ellos son Fabricio Nieva, Mariano Carrera y Víctor Castro.

¿A qué hora te levantas? ¿Cuál es tu rutina de cada día?

Me levanto a las 6.30. A las 7 es el pesaje diario, desayuno, y a las 8 es el primer entrenamiento que consta de pista (carreras) o pesas. A las 11.30 es el almuerzo y 14.20 se viene el segundo entrenamiento que es lo específico de boxeo. Después tengo tiempo libre que se lo dedico al colegio a distancia o a descansar.

¿Cómo manejas la ansiedad? ¿Trabajan con algún psicólogo?

La ansiedad la manejo entrenando con ganas y dejando todo en estos últimos pocos días que quedan. Se trabaja, además, con un psicólogo que la verdad me ayuda un montón.

¿Cómo es la relación con Brian Arregui y Mirco Cuellos, los otros dos representantes argentinos en boxeo en los JJOO?

La relación es muy buena, son excelentes compañeros. Estamos para ayudarnos.

¿Creés que sigue habiendo prejuicios en torno a las mujeres que se inclinan por la práctica del boxeo?

Hoy en día hay un montón de mujeres que empezaron a hacer boxeo. A veces puede ser que esté presente un poco ese prejuicio, pero ya no tanto como antes. Cada vez hay más chicas que practican deportes de combate y la verdad que está muy bueno para demostrar que también nos destacamos en esas disciplinas.

¿Tenés alguna boxeadora referente?                                      

La “Tigresa” Acuña. Lo es porque me gusta su estilo de boxeo y porque fue la primera boxeadora en abrir el camino.

¿Qué te enseña el boxeo?

El boxeo te enseña a tener disciplina y conducta. Pero también te da amistades: a la hora de subir al ring somos rivales, pero abajo somos amigos.

¿Qué es el boxeo para vos?

Es mi vida, lo que amo profundamente.

 

Por Andrea Rojas 2do “A” TM.