Muerte súbita de un jugador en España

La autopsia realizada al cuerpo del jugador de voleibol brasileño Vinicius Noronha Da Silva, de 26 años, quien fue hallado muerto en su domicilio de la ciudad de Alcañiz, España, el pasado lunes 17 de septiembre, arrojó que su deceso se produjo debido a una muerte súbita.

Vinicius Noronha estaba convocado junto al resto del equipo para viajar con el resto del plantel del Club de Voleibol Teruel el lunes 17 de septiembre para así disputar el primer partido de la pretemporada contra L’ Illa Grau, de Castellón. Pero debido a su demora en arribar al club los dirigentes comenzaron a preocuparse y se dirigieron hasta su domicilio donde lo encontraron sin vida en su cama.

El club español donde Noronha se desempeñaba como líbero expresó su profundo dolor por la pérdida de «un chico fantástico, supersimpático y superreligioso, un excelente compañero». Así lo hizo saber el presidente de la entidad, Carlos Carreño.

La autopsia fue realizada en el Hospital San José, de la localidad de Teruel, donde se demostró que la causa del fallecimiento del atleta fue por muerte súbita.

De inmediato la entidad deportiva organizó una recaudación de fondos y una ceremonia religiosa, donde asistieron los hinchas, jugadores, directivos, amigos, familiares y miembros de otros clubes deportivos de la ciudad. La recaudación constó de 9.300 euros con aportaciones anónimas y de otros clubes deportivos, con el fin de «ponerlo a disposición de la familia del jugador para realizar los trámites de expatriación del cuerpo a Brasil», según expresó el club en un comunicado.

Autora: Valeria Pintos.