Como funciona el «challenge» en el Mundial

Al igual que en el Mundial de fútbol de este año en Rusia, el “video arbitraje” vuelve a ser protagonista en el deporte. Esta vez en el Mundial de Vóley que se desarrolla en Italia-Bulgaria.

Cuando hablamos del VAR en el vóley hacemos referencia a challenges o desafíos. Los dos equipos disponen de dos posibles pedidos por set, y no se descuentan si logran demostrar que la jugada repasada es a favor de su equipo. En deportes como la NBA, la NFL o el Hockey sobre césped, también se los llama challenge, pero la diferencia es que en estos solo lo puede pedir el entrenador o el árbitro (salvo en el hockey que puede ser pedido por el capitán de cada equipo).

El challenge en primera instancia lo pide el entrenador, pero también puede ser solicitado por los jugadores cuando perciben una jugada dudosa, por ejemplo, que la pelota rozó en el bloqueo de un rival o que se fue afuera de la cancha. También puede pedirse para revisar en caso de que algún jugador toque la red, la antena al lado de la misma o si un zaguero pisó la línea de tres metros. En todos estos casos, el punto es a favor del equipo que solicita el desafío.

Por último, puede pedir el challenge el árbitro principal en caso de que tenga alguna duda en el desarrollo del juego. Este presiona sobre un aparato electrónico y repasa la polémica mediante una tablet, ya que no hay árbitros especiales que vean las imágenes en otro lugar, como si sucede en fútbol o hockey.

El VAR en el Vóley se asemeja al utilizado en la NBA ya que los propios árbitros del partido revisan la jugada. Es tal el grado de detalle que ofrece la revisión oficial, que hasta se percibe el temblor de los dedos de los jugadores.

Ya en el debut de Argentina, ante Bélgica, el sistema se utilizó. Argentina se imponía por 2 sets a 0 y el tercer set estaba igualado 13 a 13. Facundo Conte fue el encargado del saque, recibió el equipo europeo y preparó su ataque. El remate de un atacante belga fue con tanta fuerza que provocó que la pelota se vaya afuera y el árbitro le dio el punto a Argentina. Los belgas reclamaron un roce en la mano derecha de Sebastián Solé y el referí pidió challenge. Nashr Shaaban, juez egipcio a cargo del match, revisó la jugada y percibió un leve roce en el dedo índice del central argentino, lo que significó el punto para Bélgica.

Autor: Sebastián Amaya.