Armani: con Barisio entre ceja y ceja

Crédito: @CARPoficial

 

Crédito: @CARPoficial

 

Para un jugador de fútbol lo lógico es convertir goles, pero para un arquero es todo lo contrario, lo ideal sería no recibir ninguno, una tarea que no resulta fácil de cumplir. Mucho más complicado es obtener un gran récord manteniendo la valla invicta durante varios partidos consecutivos. No obstante, Carlos José Barisio logró conseguirlo por 1075 minutos y, hasta el día de hoy nadie lo pudo batir. Actualmente, Franco Armani, arquero de River Plate, estuvo muy cerca de superarlo.
El ex futbolista que se desempeñó en la posición de arquero, debutó en River Plate en 1968 donde jugó hasta 1973, pasó dos años por Gimnasia y Esgrima de la Plata, y en 1976-1977 formó parte del conjunto de All Boys. En 1978, llegó a Ferro Carril Oeste, club del cual sería una figura destacada. En 1981, un año antes de dejar el mismo, Ferro fue subcampeón de River y Boca, y dueño del torneo siguiente de 1982. Héctor Scotta le marcó un gol con la camiseta de San Lorenzo y luego tuvo su portería invicta durante diez partidos obteniendo así la mejor marca de la Era Profesional con 1075 minutos.
Por su parte, Marcos Francisco Croce tuvo su primera actuación en primera división a los 16 años en Alumni y arribó en 1917 a la Academia. Allí, durante seis meses que comenzaron el 12 de diciembre de 1920 ante Sportivo Buenos Aires y terminaron el 15 de mayo de 1921 frente a Almagro, ningún delantero logró romperle la racha que acumuló en casi 12 partidos, 1077 minutos, una marca que 97 años después nadie pudo aventajar.
Armani quedó a un paso de alcanzar a Barisio. Con el entrenamiento y esfuerzo que implica, y gracias a la ayuda de Javier Pinola quien salvó una pelota en la línea, ante Argentinos Juniors batió dos récords: el de Carlos Fernando Navarro Montoya y el de Jorge Traverso. Luego, en el partido con San Lorenzo, en el Nuevo Gasómetro, superó a otro arquero de Racing: Sylla Arduino. Finalmente, su imbatibilidad concluyó con el gol de Nicolás Blandi, que automáticamente lo dejó con una marca de 965 minutos sin recibir goles.

Priscila Grossmüller, 2°B T.T
Jimena Salinas, 2°B T.T
Carlos Cáceres, 2°B T.T