Belén Casetta: «Le tengo que ganar también a la cabeza»

En un mano a mano con Pirámide Invertida, la atleta cuenta cómo convivió con una larga inactividad por lesiones. Y mira hacia adelante.

Las lesiones no fueron impedimento para que Belén Casetta se siguiera superando. Luego de siete meses fuera de las competencias oficiales por una fractura de fémur por stress, la marplatense volvió a los 3.000 metros con obstáculos y consiguió la medalla de bronce en el Iberoamericano de Perú. Si bien ésta es su especialidad, la atleta de 23 años no mira con malos ojos comenzar a entrenarse para carreras de mayor distancia en pista, que tienen un riesgo menor de nuevas heridas. Además, admite estar en un momento de su vida, en el que decide priorizar el atletismo sobre la carrera universitaria.

-¿Cómo viviste esta experiencia de volver a las pistas?

-Fue difícil volver después de siete meses sin estar en competencias y ganar de nuevo esa confianza, pasar los obstáculos… es difícil volver a entrar en ritmo. De a poquito nos vamos acomodando y volviendo a obtener esa confianza.

-¿Fue un torneo importante en cuanto al nivel de competencia?

-Sí. Hubo un nivel interesante en algunas pruebas. Han venido varios españoles que el anterior iberoamericano creo que no llegaron a participar.

-¿Cómo fue tener que estar inactiva por la lesión y volver a empezar desde cero?

-Son procesos muy difíciles, también le tengo que ganar a la cabeza. A veces uno pierde todo el instructivo, la motivación, quiere dejar todo… y es ahí donde le tenés que ganar a la cabeza y decir “bueno, dale, de esta lesión vamos a volver mucho mejor”. Seguí entrenando tratando de fortalecer otras partes que antes no lo hacía. Esa parte es muy complicada. Volver a empezar todo de nuevo,  formarte de nuevo y agarrar el nivel es muy complicado. Pero de a poquito se puede llegar a alcanzar.

 

 

-¿Hiciste terapia?

-Sí, he hecho terapia. Siempre me está acompañando mi psicóloga. En todo momento, sea en las lesiones, competencias, preparación, siempre está presente. Volví a entrenar hace casi tres meses, dos meses y medio.

-Hablaste de la inseguridad, ¿tuviste miedo de cómo iba a responder tu cuerpo?

-Sí. Los nervios y la confianza que uno tiene en los obstáculos, que a veces uno tiene que ser amigo de los obstáculos. Mi última competencia en los obstáculos fue recién el año pasado, en el mundial de Taipéi. Hacía bastante que no corría con obstáculos (en el Mundial Universitario).

-¿Preferís entrenar de manera individual o grupal?

-Obviamente que grupal se hace mucho mejor y es más fácil. Facilita mucho los entrenamientos. A mi me encantaría compartir entrenamiento con mismas corredoras de obstáculos. Porque capaz que en los entrenamientos con maratonistas o velocistas compartimos muy poco. Mis entradas en calor son totalmente diferentes, las pasadas son diferentes. A veces uno se acomoda para entrenar en grupo, pero te puede jugar a favor y en contra.

-¿Qué objetivos tenés a corto plazo?

-Ahora tengo algunas carreras acá en Mar del Plata y Buenos Aires. A largo plazo voy a estar preparando Cross Country otra vez en Europa y el año que viene tengo Sudamericano, Panamericano y Mundial en Qatar. Ya comencé a entrenar pensando en Tokio y el Mundial.

-Dijiste que te gustaría hacer 5.000, 10.000, 21 kilómetros y maratón, distancias más largas de las que estás acostumbrada. ¿Cómo te imaginás en esas competencias?

-Obviamente que primero prefiero fortalecer mi prueba, seguir mejorando y continuar el mayor tiempo posible porque los obstáculos son una prueba que lesiona mucho y no es algo que podés hacer siempre. Si no puedo en obstáculos, me encantaría intentarlo en 5.000 y 10.000 en pista. Cuando sea más grande me gustaría intentar los 21k, 42k…. pero cuando pase mis 30 años. Si me preguntas ahora: “¿Harías 5.000 y 10.000?” te diría que no porque no estoy preparada. Hay que estar preparada tanto en entrenamientos como psicológicamente.

 

 

-También estudiás Medicina ¿Cómo llevas la carrera? ¿Cómo es ser estudiante y deportista de alto rendimiento?

-Ahora estoy en tercer año. Es difícil. Yo estoy dando el 50% de mi tiempo al atletismo y 50% al estudio. Si exclusivamente me dedicara a lo deportivo, hoy estaría rindiendo mucho mejor. Ahora voy a tratar de disfrutar y prepararme específicamente para el mundial y los JJ.OO del 2020, así que estos dos años voy a invertir más tiempo en el atletismo. Después de ahí voy a decir “ya cumplí este objetivo, voy a dedicarme exclusivamente al estudio” pero la idea ahora es concentrarme y dedicar el 100% a el atletismo para lograr mostrar mi mejor nivel en Tokio y Qatar.

Son decisiones muy difíciles.

-Si. Son sacrificios que una tiene que hacer tanto en las relaciones de noviazgo y familiares. Me tengo que alejar y concentrar exclusivamente en esto para lograr el objetivo que quiero. Esto no lo hice ni en los Juegos ni en Londres. Ahora sí le voy a dedicar el 100% a la disciplina que quiero hacer.

-Cuando decidiste estudiar Medicina, ¿ya sabías que tu futuro iba a ser importante en el atletismo y que podías llegar a ser exitosa?

-No me lo imaginaba porque cuando empecé la carrera estaba lesionada. Yo terminé la escuela en el 2012 y mi primera medalla internacional fue en el 2015. Ahora me tuve que adaptar a lo que me pasó deportivamente.

 

Lucas Arenas – 2°»A» Turno Mañana – arenaslucaas6@gmail.com

Juan Ignacio de la Vega – 2°»A» Turno Mañana – juanidelavega1999@gmail.com