Hazaña de Ferro en Handball, campeón de la Liga de Honor Caballeros tras 29 años

El conjunto verdolaga se consagró campeón de Femebal luego de una gran sequía de casi tres décadas. Los dirigidos por Martin Duhau hicieron una campaña extraordinaria y lideraron el torneo de punta a punta.

El objetivo estuvo muy cerca años anteriores. Una vez, Leo Messi tras perder la final de la Copa América 2016 dijo: “Es increíble pero no se me da”, y esa frase también es válida en reflejo a las finales que Ferro no logró ganar en las últimas temporadas: Súper 4 en 2015 y 2016, y el subcampeonato en el Nacional del 2017. Sin embargo, la lucha y el sueño nunca decayó y el 2018 llegó para ser un año inolvidable.

De menor a mayor y de manera disimulada, Ferro comenzó el año consolidándose como un equipo fuerte. Participó del torneo internacional panamericano donde consiguió posicionarse en el cuarto lugar, haciendo un gran torneo y modelando el juego que iba a lograr tiempo después.

Pero la máxima alegría llegó en el torneo Apertura, donde tras una buena pretemporada, Duhau logró consolidar un plantel teniendo como base la experiencia de los grandes -como Manu Crivelli- y los jóvenes que se amoldaron para formar un equipo competitivo. Es así que desde la primera fecha comenzó con el pie derecho y fue contundente hasta llegar al título. Atrás fueron quedando potencias como Ballester y Unlu. El juego se fue perfeccionando de manera tal que el invicto se fue extendiendo hasta la última fecha, donde ya siendo campeón, Ferro perdió ante Dorrego. Pero solo quedó para la estadística, porque el principal objetivo ya estaba cumplido.

Párrafo aparte para Manu Crivelli, quien obtuvo el ansiado título poco antes de emigrar al handball de Francia. Histórico jugador que supo estar en las malas y dejarlo todo para posicionar al Verde en lo más alto posible. El reconocimiento para él se vio reflejado por la gente y también por la institución, ya que el Presidente le otorgó una plaqueta por sus años en el club. Ahora su desafío personal seguirá en el Cavigal Nice de la segunda división francesa.

Una producción especial de: Natalia González, Juan Schwartzman, Ignacio Quiroga edición y producción, Dario Hilzerman y Lucas Coyette