Mundial Sub 20 de atletismo: ¿cómo les fue a los atletas argentinos?

Los cuatro deportistas de nuestro país tuvieron actuaciones destacadas, pero lejos de los que suelen brillar en este tipo de competencia

El Campeonato Mundial de Atletismo Sub 20, finalizó el 15 de julio en Finlandia, y contó con la participación de 1462 atletas (779 de la categoría masculina y 683 de la femenina), pertenecientes a 158 federaciones nacionales.

Por el lado de la Argentina participaron cuatro atletas; la primera en competir (el martes 10), fue la mediofondista Clara Baiocchi, de 18 años; la cordobesa participó en los 3000 metros con obstáculos, y finalizó en la posición 13, con un tiempo de 10 minutos y 44 segundos, que la relegó de clasificar a la final. Se destaca su valentía, ya que al iniciar la competencia la pisaron y se le salió una zapatilla; terminó semi descalza.

Otra atleta que participó fue la velocista Guillermina Cossio, quien no pudo acceder a las semifinales de los 100 metros llanos, al finalizar en el sexto lugar en la primera fase eliminatoria, con un tiempo de 11 segundos 83/100. Su mejor registro fue en mayo último, con 11.70, que le permitió llevarse la presea de plata en los Sudamericanos de Cochabamba.

El garrochista Pablo Zaffaroni terminó en el décimo lugar, al agotar sus tres intentos en búsqueda de los 4.95 metros y solo pudo obtener un registro de 4.80 metros, lejos de la expectativas y del mejor registro, que fue para el favorito y mejor posicionado en esta especialidad: el sueco Armand Duplantis, con una marca que superó los 5,30 metros. El último en participar fue el juvenil Damián Moretta, quien finalizó en la sexta posición de la quinta serie en los 400 metros con vallas, con un tiempo de 53 segundos 43/100.

En la actual edición (XVII), los países mejor posicionados son: Estados Unidos, con 248 medallas (108 oros, 81 platas y 59 bronces), en segundo lugar Kenia con 186 preseas (78, 66, 42) y completó el podio Alemania, con un total de 166 medallas (57, 50 y 59). En el historial, la Argentina consiguió una medalla de plata en Grosseto 2004 con el garrochista Germán Chiaraviglio  (5,45 metros), quien dos años después, en Pekín, superaría su marca llevándose la presea dorada con un registro de 5,71 metros. Otros dos atletas consiguieron el segundo lugar en el podio: se trata de Julio Piñeiro, con 57,80 metros en disco y Brian Toledo en Barcelona 2012, cuando logró una marca de 77,09 metros en jabalina.