Los ojos del mundo en un solo lugar

El Tour de Francia sigue a todo ritmo, rumbo al sprint final; cómo se hace para competir por la audencia en tiempos de Mundial

Mientras se sigue llevando a cabo el Tour de France, el fin de semana hubo un acontecimiento deportivo que acaparó la atención de todos los simpatizantes del deporte a nivel global. La final del campeonato del mundo Rusia 2018 en Moscú.

Este es un evento de trascendencia mundial, que solo se realiza una vez cada cuatro años. Por eso, cuando el domingo se jugó la final de dicha competencia era lógico pensar que llamaría la atención de mucha gente. Así como en la Argentina se reúnen a ver la final, a pesar de que el conjunto nacional había sido eliminado en los octavos de final.

Cuando se lleva a cabo algún tipo de evento ya sea deportivo, cultural o artístico, las personas que asisten al mismo pertenecen en su mayoría al país o ciudad en donde se realiza. Los mundiales de fútbol rompen con esta regla.

Cuando Francia accedió a la final de la Copa del Mundo, los galos salieron a festejar en grandes cantidades a los lugares icónicos de París, como el Arco del Triunfo o los Campos Elíseos lo conseguido por su selección. El domingo, el día de la final entre Francia y Croacia, en el que también se realizó la novena etapa del Tour de France, buena parte de la nación estaba mirando el partido desde sus casas o desde el mismísimo Estadio Luzhniki, mientras que la competencia de ciclismo fue “olvidada”.

El día previo al partido definitorio se disputó el encuentro del tercer puesto entre Bélgica e Inglaterra. Fue necesario que la organización del tour cambie el horario de salida y llegada de los ciclistas porque no querían que ambas competiciones estuvieran superpuestas, ya que esto habría disminuido aun mas a la audiencia.

Luego de la final, las calles parisinas se inundaron de personas que lucían muy felices y emocionadas por conseguir el honor máximo de salir campeones por primera vez desde 1998. Pocos serán los que recordarán que la novena etapa del Tour de France fue ganada por el nacido en Alemania John Degenkolb integrante del equipo Trek-Segafredo quien superó a tres ciclistas en un sprint. Dos años atrás sufrió un accidente en una competencia que casi le cuesta su vida. Por eso, después de cruzar la meta, entre lágrimas dijo: “Llevaba años luchando no solo por las secuelas físicas de aquel accidente, sino también las mentales”.  

Parece que algunos ciclistas se motivaron con la victoria de Francia en el mundial y salieron a la pista con todo. Más precisamente fue Julian Alaphilippe el protagonista de la primera victoria de un francés en la etapa diez de esta edición del Tour de France. 

Gracias a este primer lugar, Julian obtuvo su quinta etapa ganada en el 2018 y ademas también ganó la Flecha Valona, disputada en Bélgica en el mes de abril. Hasta ahora este fue el mejor año de la carrera de Alaphilippe en el ciclismo profesional.

Todavía faltan doce días para la finalización del Tour de France y seguramente la gente volverá a engancharse con este histórico torneo de ciclismo. Hasta ahora el líder en la clasificación general es Greg Van Avermaet, que mantiene buenas actuaciones y es un candidato para ganar el torneo.