Una nena de 11 años evitó que delincuentes desvalijaran su casa

La pequeña llamó al 911 y después a su madre para avisarle del ingreso de los ladrones en su hogar

María Belén, con tan solo 11 años, se convirtió en una heroína e impidió que tres delincuentes robasen en su casa, ubicada en la localidad de Quilmes. La menor evitó  una entradera al comunicarse por teléfono al 911 cuando escuchó que los ladrones intentaban forzar la puerta.

La hipótesis más contundente y que los investigadores sospechan es que el exnovio de la madre mandó a los tres delincuentes, entre ellos un menor de edad. Los 3 masculinos fueron detenidos esa misma noche.

El hecho ocurrió en la vivienda ubicada en la calle Vélez Sarsfield al 100. La madre de la menor, Evangelina Ramírez de 37 años, había ido al colegio a avisar que la hija se encontraba enferma y que por esa causa faltaría a clase.

En pocos minutos, la nena se dio cuenta de que los ladrones habían entrado a la casa forzando la puerta. Sin ponerse nerviosa y con mucha cautela la niña llamó al 911 y le aviso a los operadores del sistema de emergencia de la policía, luego le mandó un mensaje de texto a la madre. Al ingresar en la vivienda, los delincuentes empezaron a revisar la morada en busca de dinero y otros objetos de valor, mientras, María Belén se mantenía escondida dentro su cuarto y debajo de la cama.

Uno de los delincuentes, el menor de los ladrones, de nombre Jorge, de 15 años, encontró a la pequeña y le dijo que le indicara donde estaba guardado el dinero y las llaves del auto. Durante el robo, tres móviles de la policía bonaerense llegaron  a la vivienda rodeándola para que no puedan escapar. Los ladrones escucharon las sirenas e intentaron darse a la fuga por la parte trasera de la casa, ellos lograron pasar el primer paredón pero ante el buen trabajo de la policía, no pudieron logarlo y  fueron reducidos por los efectivos.

Los otros dos delincuentes, identificados como, Gabriel Sosa de 26 años, llevaba una barreta de fierro que fue con la cual forzó la puerta de entrada. Mientras que Nicolás Pintos, de 18 años, tenía el bolso con los objetos robados de la familia. Ambos tienen antecedentes penales por delitos de robo.

Ramírez declaró que sospecha de su ex marido, cree que los imputados fueron mandados por su expareja. Evangelina realizó denuncias por violencia de género y amenazas. Uno de los delincuentes le dijo a la niña que venían por encargo del ex novio.

Según declaró su madre en diálogo con TN, los delincuentes le dijeron a su hija que no tuviera miedo porque “los habían mandando por encargo”” y no le iban a hacer daño. Ante esta aclaración, la menor preguntó quién los había mandado y el menor de los delincuentes le respondió que había sido la ex pareja de su madre. También manifestó que en los últimos días había visto autos que no frecuentan la zona.

“Nunca pensé que iba a llegar a ese extremo, puso en peligro la vida de mi hija, esperemos que se actué rápidamente y se lo detenga por planear el robo”, dijo Evangelina en otro canal de la televisión.

Los tres ladrones quedaron a cargo de la fiscalía de responsabilidad penal y juvenil a cargo de la doctora María Bottoso y la investigación está encuadrada bajo el delito de robo.

En la provincia de Buenos Aires, hay una entradera por día, las cifras son alarmantes y la gobernadora de la provincia, María Eugenia Vidal, manifestó su preocupación por el elevado porcentaje de delitos de esta manera.

Lucas Colombres