Monserrat, cuna y corazón de la historia

Es el barrio más antiguo de la Ciudad de Buenos Aires, está comprendido entre la Avenida Entre Ríos, Avenida Rivadavia, ramal oeste de la Av. Leandro N. Alem, Bartolomé Mitre, Av. Rosales, ramal norte de la Av. La Rábida (norte), Av. Ing. Huergo, Chile, Piedras y la Av. Independencia. Su extensión abarca 187 manzanas.

El gran atractivo no sólo yace en su arquitectura y diseño, sino también en la historia que arraiga. Dentro de sus delimitaciones el estilo colonial y moderno conviven a lo largo de las cuadras. Las fachadas, sus grandes columnas trabajadas finamente con cincel, aleros, puertas pesadas, ventanas con rejas, cornisas, tejados, techos abovedados y cúpulas son reflejo de la época de los Virreyes. No obstante, edificios y espacios con estilo moderno también llaman la atención de aquellos que visitan las calles de este barrio.

Los españoles se instalaron en la zona cerca de 1580 y desde ahí la historia empezó a escribirse entre estos escenarios. El territorio fue testigo de grandes acontecimientos a lo largo del tiempo tales como: la fundación de la Trinidad, actualmente Buenos Aires, en manos de Juan de Garay; la creación del primer gobierno patrio y las primeras instituciones del país. La historia de este antiguo barrio va de la mano con la historia de Buenos Aires.

Dentro de la historia de esta zona cabe mencionar que fue cuna de grandes pensadores y personas que contribuyeron a la creación de la patria, como el prócer Manuel Belgrano, quién vivió y fue criado en una casa a la altura de Av. Belgrano 400.

No había sido hasta el año 1769 que el barrio adoptó su nombre tras la creación de la Parroquia Nuestra Señora de Monserrat, que fue erigida por mandato del catalán Juan Pedro Sierra, en honor a la patrona de Cataluña. Durante muchos años fue conocido como Catedral al Sur, por la ubicación respecto de la parroquia. En los siglos XVIII y XIX popularmente se lo llamó «Barrio del Tambor» o «Barrio del Mondongo» por la gran cantidad de esclavos negros que se aglomeraron allí, que comían mondongo y bailaban candombe al ritmo de los tamboriles.

En el año 1989, la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires convocó un concurso de emblemas barriales para seleccionar el que identificara a cada barrio. En el diseño del emblema ganador, se ve a la paloma que representa al Espíritu Santo conteniendo a la Santísima Trinidad, el altar mayor de la Iglesia Montserrat, que dio nombre al barrio; y la plaza, con el árbol añoso que expresa el tiempo de existencia del lugar. La plaza de toros, las riñas de gallos y el tambor, están expuestos como rasgos decisivos de la tradición del barrio. El escudo se encuentra en la Plaza de Monserrat desde el 7 de diciembre de 1990.

Entre los sitios históricos se encuentran:

-La Plaza de Mayo y la Avenida de Mayo

-El Cabildo

-La Catedral Metropolitana

– El Congreso

-Plaza de Monserrat, Plaza Colón y Plaza Lorea

-La Manzana de las luces, que incluye la Iglesia de San Ignacio, El Colegio Nacional de Buenos Aires (semillero de personalidades ilustres de la nación), el antiguo edificio de la UBA y la Procuraduría de las Misiones.

– La Basílica de Nuestra Señora del Rosario y Convento de Santo Domingo.

– Iglesia y Convento de San Francisco – Capilla San Roque

– Palacio Municipal y Palacio Legislativo.

– Banco de la Nación

– Edificios destacados como el Café Tortoni, El querandí, la Casa de Cultura de la Ciudad, la ex Casa de Moneda, Palacio Barolo, Teatro Avenida y Teatro Liceo, Altos de Elorriaga, la Casa del Virrey Liniers, ex sede de la Biblioteca Nacional, la Librería Ávila, Farmacia La Estrella, entre otros

La mayoría de estos edificios fueron declarados Monumentos Históricos Nacionales. Miles de turistas se instalan y pasean por las calles de Monserrat, ya que brinda el conocimiento del pasado argentino mediante sus estructuras e invita a personas de todo el mundo a descubrir nuestra cultura.