Guillermo Vilas, el hacedor

El tenis en la argentina no nació con Vilas, sin embargo se puede afirmar que el marplatense fue desde 1974 aquel que lo ubicó como un fenómeno popular, que se expandió a otros sectores sociales, ya que durante décadas esta disciplina había estado confinada a las clases más pudientes.

Los 62 títulos de la ATP, su innegable influencia para miles de personas que se iniciaron en la práctica de este juego en las barriadas más populares, su ductilidad para los desplazamientos y para emplear una jugada de su sello “La Gran Willy”, aquella que consiste en golpear la pelota entre las piernas, lo elevaron a la categoría de aquellos hombres de élite, que al día de hoy le siguen valiendo el reconocimiento mundial.

Una producción especial de: Lautaro Chade, Ignacio Mansilla, Ignacio Rodríguez, Hernán Salanitro y Leonel Tagliavini.