El mito más difundido de la tarjeta SUBE

Sin regulación de por medio, la SUBE no está prohibida para ser prestada a otros pasajeros que no cuentan con la posibilidad de poder sacar un boleto propio

tarjeta sube

Muchas veces ocurre que un pasajero llega a la estación de tren, subte o la parada de un colectivo y se da cuenta en el momento de que no cuenta con el dinero suficiente en la tarjeta SUBE para sacar un pasaje hasta el destino que le toque ir. De esta manera, lo primero que suele hacer la persona es pedir el favor de que otro pasajero le pague el viaje a cambio del dinero que salga el boleto.

Hoy en día, con el aumento de las tarifas, esto suele ocurrir más a menudo ya que si la tarjeta no tiene un crédito importante y los viajes son varios, se llega muy rápido al límite permitido para poder viajar en cualquier transporte público.

Ante esto, la recomendación es que no se preste la SUBE entre pasajeros porque la regulación de la tarjeta no lo permite. Pero más allá de que este aviso se pueda visualizar en carteles que llevan algunas líneas de colectivo, la realidad es que esta «regla» es un mito, ya que legislación no controla el Sistema Único de Boleto Electrónico. El único inconveniente que se puede llegar a tener es que se pierda el beneficio de la Red Sube.

Sistema Unico de Boleto Electrónico
colectivos

Lo cierto es que el rumor de que está prohibido prestar la SUBE es falso (dentro del Área Metropolitana de Buenos Aires) y los usuarios de colectivos, subtes y trenes se hacen eco de esta información con el simple hecho de evitar pagarle a quien necesite por no tener carga en la propia tarjeta o no tener la misma. La única excepción es si alguien es beneficiario de la Tarifa Social Federal. Según pudieron comunicar desde la oficina del Sistema Único de Boleto Electrónico, “las empresas de Transporte no deben limitar el pago de más de un pasaje con la misma SUBE a menos que se trate de un beneficiario de la Tarifa Social”.

Es por eso que los jubilados y pensionados, beneficiarios de la AUH o de las becas PROGRESAR, entre otros, según la Resolución 850/2016 del Ministro de Transporte solo pueden abonar un pasaje, excepto que viajen con menores a cargo. Ante esto, existe una oficina de fraude de SUBE, encargada de monitorear los viajes de los usuarios. Si se registra que un usuario de la Tarifa Social saca regularmente varios pasajes con su SUBE, automáticamente se le bloqueará la tarjeta por cometer dicha infracción.

Es imporante saber que las desventajas de pagar varios boletos al mismo tiempo es que no se aplican los descuentos de la Red Sub; si no se es el titular de la tarjeta no se podrá recuperar el saldo en caso de que no hayan cobrado correctamente el pasaje, consultar los movimientos, solicitar el comprobante de viaje ni realizar reclamos.

Ignacio González