Quién es Agustín Gauto, un boxeador de alto vuelo

El bonaerense se consagró campeón sudamericano mosca, tras vencer al venezolano Nohel “Nene” Arambulet Junior; por qué es una joven promesa

El bonaerense Agustín Mauro “Avión” Gauto (50,150) se consagró campeón sudamericano de la categoría mosca tras vencer, por nocaut técnico en el octavo round, al venezolano Nohel Alfonzo “Nene” Arambulet Jr. (50,000), en un combate realizado el viernes por la noche en la Federación Argentina de Box, CABA.

En una gran actuación (pactada a 12 rounds) desde que comenzó la pelea hasta su desenlace, el pibe de tan solo 20 años, demostró una tremenda superioridad, con un amplio y elegante despliegue, además de una clara efectividad en sus golpes que iban a parar, casi en su totalidad, al cuerpo y al rostro de Arambulet Jr.

El venezolano evidenció valentía al soportar los embiste del flamante campeón durante tantas vueltas y quizás fue esa actitud de la cual se valió el árbitro Gustavo Tomas para no finalizar antes la pelea, y más teniendo en cuenta que ya le había hecho la cuenta de pie en el quinto asalto y dos más, cuando besó la lona en el séptimo. Hasta que, desde  el rincón (que contaba con su padre Nohel Arambulet, ex campeón mínimo AMB) decidió tirar la toalla y que no saliera a disputar el octavo round.

Sin dudas, estamos en presencia de un notable boxeador y exquisito pugilista, que cuenta con un futuro alentador ya que, sumado a su actuación del viernes para obtener el cetro sudamericano que se encontraba vacante, los números de Gauto indican que permanece invicto en sus primeras actuaciones en el plano profesional (8-0-0, 4 ko) y que ya pide pista para sobrevolar por el mundo boxístico.

Lo único que se le podría remarcar al campeón y a su «rincón», es que, en el afán de ir a buscar finalizar la pelea por la vía rápida, dejó que le entraran varios golpes en su rostro y quizás, con otro boxeador de mejor pegada, el resultado hubiera sido otro.  No solo porque su rival lo tentaba, sino que también el público que colmó las instalaciones de la FAB y que en un principio permaneció con mucho respeto y en silencio, y fue creciendo en efervescencia conforme fue pasando el tiempo; quizás poco importe, ahora, ese descuido del final. Lo que más debe importar por estas horas, es que la Argentina tiene un nuevo campeón sudamericano en la división mosca y su nombre es Agustín Gauto.

 

Escrita por: Iván Furman. German Roca. Darío Bonnin.