Un encuentro religioso para escuchar a la juventud

Rosario se colmó de visitantes que fueron a compartir y debatir en el Encuentro Nacional de Juventud 2018

La Iglesia y los jóvenes se reunieron recientemente en la ciudad de Rosario, Santa Fe, para debatir sobre algunos temas puntuales que traen dudas y conversaciones ya hace un tiempo; además se vieron algunas actividades y se dieron debates para que la Iglesia pueda obtener un mensaje de los jóvenes, que es donde se centra la mirada desde hace ya un buen tiempo.

En vistas al encuentro mundial que se realizara en Panamá en 2019, los jóvenes dejaron un mensaje de fe y esperanza para el rejuvenecimiento de la Iglesia, muy cuestionada en los últimos tiempos debido a su postura en temas como el aborto, la educación sexual, entre otras cosas.

El encuentro comenzó en la mañana del 25 de mayo, día de la Revolución de Mayo, y tuvo como tema central la patria, la vista de la Iglesia en este tema y particularmente como gesto más significativo, la peregrinación por todo Rosario hacia el Monumento a la Bandera, símbolo geográfico patrio desde hace mucho tiempo y en donde se desataron algunos festejos conmemorativos por esta fecha.

El sábado y el domingo se tocaron algunos temas como las adicciones y el consumo, las redes sociales y la comunicación, el compromiso socio-político de la gente, la recreación de los más jóvenes, entre otros. En total eran 32 las sedes de trabajo, entre colegios, parroquias, basílicas, catedrales, el hipódromo, el estadio del Club Provincial y del club Newell’s Old Boys, además de algunos teatros y centros de expresión.

Pero no solo se vivieron momentos de fe y reflexión; el encuentro también dejó shows de música y teatro, stand up, ballet y danza, magia, entre otras cosas, que hicieron que el día resultara distendido para todos. Asimismo, el hipódromo de Rosario contó con dos carpas en donde se daban algunos talleres de Redes sociales, el pensamiento del papa Francisco, la trata de personas, los hogares de cristo, entre los más destacados.

El cierre del encuentro tuvo la visita de dos protagonistas importantes de la iglesia y el gobierno; se trató del arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, quien dirigió la misa de cierre y dejó un mensaje de motivación al público, y la vicepresidenta de la nación, Gabriela Michetti. Esta última declaró finalizada la misa de cierre y se mostró muy contenta por su visita, recordó su participación en un encuentro similar y destacó la cantidad de jóvenes que se encontraban en el lugar y sobre todo dejó un mensaje de esperanza y fe por lo que viene a nivel Iglesia con relación a la juventud.

En el encuentro se vieron algunos gestos misioneros de los jóvenes, que se acercaron a hospitales, geriátricos, cárceles y barrios periféricos para conocer y ayudar en algunos trabajos.  Por otra parte, se vieron momentos de oración y hasta pudieron compartir la tarde con la gente que permanecía en esos lugares.

Además, el papa Francisco dejó un mensaje hacia los jóvenes, entre otras cosas habló de la fe y el compromiso. Dejó tres pilares importantes para todas las personas del encuentro, la presencia, la comunión y la fe.

Recordando el pasado, Argentina ya tuvo otro encuentro nacional de jóvenes, que se llevó a cabo en 1985 en la ciudad de Córdoba y tuvo como lema “Construyamos juntos una patria como hermanos”. En aquella reunión nacional de la juventud, el tema central había sido la civilización del amor y participaron más de 100 mil jóvenes de todo el país.

Juan Cruz Arrascaeta