Delpo y Schwartzman buscan rebobinar la historia

Juan Martín Del Potro intentará meterse entre los cuatro mejores frente a Cilic, mientras que el Peque tendrá del otro lado a Nadal, un desafío de mayúsculo riesgo

Desde 2005 que no había dos argentinos en cuartos de final de Roland Garros; Juan Martín Del Potro (6°) y Diego Schwartzman (12°) volvieron a repetir esa historia. En ese momento, Mariano Puerta y Guillermo Cañas tuvieron que medirse en esa instancia, con victoria para Puerta, posterior finalista que perdió con un joven Rafael Nadal que conquistaba su primer título en París.

 

La torre de Tandil buscará volver a la semifinal del Grand Slam parisino este miércoles cuando enfrente al croata Marin Cilic (4°) , luego de 2009 (perdió con Federer, 3-6, 7-6(2), 2-6, 6-1 y 6-4) y volver a ser el número 4 del mundo, algo que consiguió en febrero de 2014. Fue la última vez que ocupó su mujer ubicación histórica.

 

Para ello, el tandilense tuvo un camino muy sólido en la primera semana, más allá de que hasta el último día estuvo en duda que juegue por el desgarro en el aductor izquierdo que había sufrido en el Masters 1000 de Roma. Luego de perder el primer set frente a Mahut en la primera ronda, pudo acomodarse al polvo de París y encaminar 12 sets consecutivos para llegar a los cuartos de final dejando en el camino al mencionado Mahut (116°), Benneteau (62°), Ramos Viñolas (36°) e Isner (10°) en octavos de final por tiple 6-4.

 

El historial de Delpo frente a Cilic es muy favorable, 10-2; las últimas 7 fueron victorias del argentino, contando la final de la Copa Davis en 2016, con una remontada de dos sets abajo. En polvo de ladrillo, el historial es de 4-0 para el tandilense; el último fue justamente aquí, en el Bois de Boulogne, donde ganó en sets corridos por 6-3, 7-6(7) y 6-1.

 

Va a ser un partido muy complicado. Nos conocemos mucho y nuestros últimos partidos fueron largos y peleados. Tiene tiros que desbordan y desequilibran, pero será muy lindo de jugar», dijo Juan Martín, respecto a su rival.

 

El otro argentino es Diego Schwartzman que viene de una victoria más que emotiva, al vencer al gigante sudafricano Kevin Anderson (7°), levantando una adversidad de dos sets abajo en casi 4 horas de partido. Esa motivación es mucho más necesitará para poder hacer historia este miércoles frente al 10 veces campeón Rafael Nadal (1°).

 

El historial del Peque frente al mallorquín es de 5-0 en contra y 2-0 en polvo de ladrillo. Este año se han enfrentado 2 veces; en el Australian Open, con una batalla de casi 4 horas con parciales de 6-3, 6-7(4), 6-3 y 6-3 y hace unas semanas en el Masters 1000 de Madrid, con un contundente 6-3 y 6-4 a favor el español.

 

Para dar vuelta ese historial, Schwartzman se agarra de la magnifica semana que está teniendo en Paris. Antes de enfrentar a Anderson en octavos, se impuso en 3 victorias en sets corridos, Hemery (130°), Pavlasek (185°) y Coric (40°).  «Es uno de los mejores jugadores del mundo», así se refirió Rafael Nadal cuando le preguntaron sobre el Peque.

 

Sí los argentinos logran avanzar de ronda, se medirán en las semifinales; sería la segunda vez que pase en la historia luego de 2004, con la victoria de Gastón Gaudio, posterior campeón, frente a David Nalbandian.

 

Hay un argentino que también se metió en cuartos de final de Roland Garros, y ese es el caso de Machi González (78°), que en la disciplina del dobles se encuentra en esa instancia junto al chileno Nicolás Jarry (109°); del otro lado de la red tendrán a los locales y 6° cabeza de serie, Pierre-Hugues Herbert (19°) y Nicolas Mahut (18°). Será el primer enfrentamiento entre ambas parejas.