Cómo funcionan las S.A. en el deporte

La búsqueda de lucro es la principal diferencia entre ellas y las actuales estructuras legales de los clubes

¿Cómo funcionan las sociedades anónimas y cuáles son las diferencias con las sociedades de responsabilidad limitada (S.R.L) y entre un club deportivo y una sociedad anónima deportiva? En la Argentina las sociedades anónimas, como el resto de las sociedades, están regidas por la ley de sociedades comerciales, número 19.550. Existen tres tipos principales de entidades a través de las cuales se pueden realizar actividades comerciales en la Argentina, Sociedades anónimas, sociedades de responsabilidad limitada y sucursales de sociedades extranjeras.

Las sociedades anónimas cuentan con las siguientes características principales: accionistas, acciones, capital, asamblea de accionistas, directorio y un síndico. Y las sociedades de responsabilidad limitada son una de las estructuras legales más utilizadas, cuyas características fundamentales son las siguientes: poseen socios, capital, gerencia y un síndico.

¿Cuántas personas están involucradas? Las S.R.L se dividen en cuotas y tiene un límite de hasta 50 socios, la S.A se divide en acciones, no hay límites y la incorporación de nuevos accionistas no requiere una modificación del estatuto, como tampoco la transferencia de acciones. En las S.R.L, los cambios deben informarse ante el registro de personas jurídicas en la ciudad de Buenos Aires.

Para que una sociedad se encuentre debidamente constituida, es necesario inscribirla en el registro público de comercio correspondiente a su zona de actividad. La S.A es una forma de organización de tipo capitalista muy utilizada entre las grandes compañías. Todo el capital se encuentra dividido en acciones, que representan la participación de cada socio en el capital de la empresa, es el tipo de sociedad que mejor se adapta a las necesidades de las grandes compañías. En cambio la S.R.L es una sociedad de carácter capitalista apropiada para empresas con pocos socios y que no necesitan una cifra elevada de capital. Son muchas las empresas en Argentina que son sociedades anónimas, como Arcos Dorados, Cablevisión, Carrefour, Cencosud, Dia Argentina, Coto, Edesur, Edenor, Farmacity, grupo Clarín, Ledesma, Mc Donald, Telefónica y Telecom, entre otros.

En la Argentina hay una ley que regula las sociedades comerciales, las cuales deben ser respetadas y se debe cumplir con todos los requisitos para ser considerada una empresa comercial. A efectos de constituir una S.A, se requiere la existencia de al menos dos accionistas, que podrán ser personas físicas o jurídicas. La norma vigente del RPC  de la ciudad de Buenos Aires establece que cada accionista deberá suscribir una participación relevante de las acciones de la sociedad.

La pregunta es: ¿llegará en algún momento la S.A.D al futbol Argentino? Es incierto por el momento. En la Argentina muchos clubes lo rechazan, pero en el viejo continente ya esta implementado el sistema de la S.A.D en algunos clubes.

Hay muchas diferencias entre ambas; como se sabe, la S.A.D persiguen el lucro, es decir que sus propietarios ganan dinero. En cambio, un club deportivo no persigue ese fin, sino la búsqueda de estimular la práctica del deporte y la participación en competencias.

En un club deportivo, las decisiones las toman los socios; en la S.A.D se decide en asamblea de accionistas la formación del consejo de administración. En la actualidad, las sociedades anónimas deportivas están aprobadas mundialmente por la FIFA, sin embargo en la Argentina se encuentran prohibidas por el reglamento de la AFA. Además, la SAD no tendría el mismo control estatal que tienen las asociaciones civiles por parte de la Fiscalía del Estado; si los socios consideran que sus derechos fueron vulnerados, pueden denunciar para que la Fiscalía intervenga, en un club sostenido con capital privado, eso se perdería.

Ana María Chipana