Cobra Kai, el éxito de la nostalgia

La serie cuenta la historia de los protagonistas de la mítica película Karate Kid luego de treinta años. Un clásico que se modernizó y llegó para quedarse.

Imposible olvidar esa escena final, con Daniel LaRusso (Ralph Maccio) conquistando el torneo de karate de All Valley tras aplicar una “grulla” a su rival, Johnny Lawrence (William Zabka). Al menos, imposible para aquellos que consumieron el cine de la década de 1980. Pero, ahora, la nueva generación tiene la posibilidad de revivir aquella historia a través de Cobra Kai.

La historia original de Karate Kid volvió, pero en formato de serie y de manera novedosa, ya que es la primera producción de YouTube Red, una plataforma paga de la compañía estadounidense, que pretende competir con Netflix y Hulu en ese rubro del entretenimiento.

El argumento de Cobra Kai tiene lugar en el presente, a treinta años del triunfo de Daniel ante Johnny. Sin embargo, en esta ficción el protagonista absoluto es Lawrence, quien desea salir de la sombra del fracaso que le dejó aquella derrota y volverá a montar el dojo que lo formó en su niñez.

El punto de vista de la trama es original, y plantea algo que muchos fanáticos de Karate Kid han observado: Johnny no es el malo de la película. Esto tampoco implica que lo sea Daniel, pero Cobra Kai da a conocer la tormentosa vida del rubio y los obstáculos que lo llevaron a una vida repleta de fracasos, con LaRusso como uno de los principales responsables.

De todas formas, la serie trata la rivalidad entre ellos dos agregándole matices muy interesantes. Uno de ellos es la presencia del hijo de Johnny, Robby (Tanner Buchanan), quien buscará vengarse de su ausente padre acercándose a su rival de la adolescencia, que además lo introducirá en el mundo del karate.

Otro personaje importante es el de Samantha (Mary Mouser), la hija de Daniel y novia de Miguel (Xolo Mariduena), que es el alumno estrella del dojo Cobra Kai. Samantha deberá lidiar con los prejuicios de su padre acerca de las cobras, algo que llevará a generar un enfrentamiento entre Miguel y Robby, que se convertirá en el protegido de Daniel. Una rivalidad que promete continuar en la segunda temporada.

El personaje de Robby se muestra como clave para la continuación de la serie, que está prevista para 2019. Porque el joven se muestra como un reflejo de lo que fue Daniel en la película de 1984 al poseer los valores inculcados a través del karate por su flamante sensei, que es nada más ni nada menos que el propio LaRusso.

Pero al vínculo de Robby con Daniel, se le agrega también la relación del primero con su padre. Durante toda la temporada pueden notarse las diferencias entre ellos, que no logran ser zanjadas a pesar de los intentos de Johhny, quien además desarrolla un afecto particular por Miguel, novio de la hija de Daniel. Una compleja maraña de relaciones.

Uno de los pilares de la ficción de YouTube es la historia personal de Johnny, claro está. Él, su superación y sus ganas de volver a triunfar luego del fracaso. Pero, además, la historia plantea los principios de su dojo, que fue repudiado e incluso vedado de por vida de las competencias de karate de All Valley.

Lawrence, quien al principio de la temporada mantiene los ideales inculcados por su sensei y trata duramente a sus alumnos, irá cambiando su perspectiva y ayudará a sus pupilos a superar sus peores miedos. Ya sobre el final de temporada, cuando su hijo es derrotado por su alumno estrella, Miguel, Johnny volverá a plantearse cuál debe ser el camino a seguir por su dojo.

La segunda temporada se esperará con grandes expectativas e interrogantes, sobre todo con la aparición al final de la primera temporada del controvertido sensei de Johhny, John Creese (Martin Cove). ¿Volverá a ser Cobra Kai lo que fue en la década de 1980? ¿Podrá Johnny superar el miedo a su sensei y recuperar el cariño de su hijo? Para saber todo eso, habrá que esperar hasta el año próximo.

Imagen destacada: (YouTube Red)

Martín Bugliavaz (2ºB TN)