El momento más difícil de la vida de Roberto Bautista Agut

El tenista español, de 30 años, pese al sufrimiento por la muerte de su madre, busca salir adelante en Roland Garros con buena energía

Roberto Bautista Agut, 14° en el ranking ATP, selló lunes el pase a la segunda ronda del abierto de Francia al superar al uzbeco Denis Istomin (100°), y habló del mal período que está atravesando tras la sorpresiva muerte de su madre, según confirmó la Diputación Provincial a través de una de sus cuentas de redes sociales.

La vida de un deportista en estas circunstancias son más duras, considerando lo que se juega, afectando lo psicológico. Bautista Agut tendrá que estar a la altura si es que quiere continuar en Roland Garros. En la segunda fase, el español se medirá con el colombiano Santiago Giraldo (315°).

“Fue un partido muy emotivo. Están siendo unos días difíciles y no es fácil de manejar esas cosas. Yo creía que lo mejor era venir aquí y dar un paso adelante, no esconderse y no quedarse en casa, seguir luchando como hasta ahora y es lo que he hecho”, dijo un decaído Bautista quien perdió el lunes pasado a su madre, Ester Agut, que tenía un negocio de ropa en el centro de Castellón.

“Opté por seguir luchando”, insistió el tenista castellonense con una motivación mezclada con tristeza y con la mentalidad de intentar darlo todo por avanzar y ganar los próximos encuentros del abierto francés en honor a su madre. Roberto Bautista, el número 13 del mundo, venció en un encuentro muy duro al uzbeco, partido que duró nada más y nada menos que tres horas y 30 minutos y en el que lo superó por un 6-2, 6-7 (3), 1-6, 6-4 y 6-4.

“Ha sido un encuentro de altos y bajos, pero he sabido darle la vuelta”, expresó el español tras avanzar de fase.

El año pasado, el estadounidense Steve Johnson tuvo que lidiar con la muerte de su padre durante este mismo torneo. El tenista lo lloró tras superar al croata Borna Coric, en la segunda rueda.

Ahora Bautista se prepara para lo que resta del torneo, luego de no poder participar en el Master 1000 de Roma debido a una lesión de cadera.