Una nueva edición de la feria del libro

La edición 44 de la feria del libro se hace presente en la rural con gustos para todos en innumerables pabellones por recorrer.

Como se sabe, la feria ubicada en Sarmiento al 2704, es una de las más importantes de Latinoamérica. Su gran convocatoria año tras año hace que sea la gran atracción para los argentinos en esta época del año. Sus innumerables opciones para la gente hacen que personas que nunca se hubieran cruzado en sus vidas, lo hagan en un evento que atrae desde literarios, hasta fanáticos del fútbol.

Los precios de lunes a jueves es de 80$; mientras que los viernes sábados, domingos y feriados el precio es de 120$. Cabe destacar que los estudiantes en excursiones escolares, discapacitados y niños menores de 12 años, no pagan entrada.

Dentro de la feria, la gente podrá ver diversas promociones que se les presentar si es que quiere visitar la feria reiteradas ocasiones o si compra material determinado.

Esta exposición comenzó el pasado jueves 26 de abril y terminará el martes 15 de mayo. Sus característicos pabellones son la guía que tiene la gente para ver donde están sus intereses. Hay que remarcar que cada pabellón alberga atractivos totalmente distintos.

Uno de los atractivos más visitados es el primero que se encuentran los lectores al entrar a la rural, el pabellón OCRE, donde los nacidos en el interior se acercan ya que allí se puede encontrar con editoriales regionales de algunas de las provincias de Argentina. En ese mismo pabellón, pueden aparte disfrutar de sus equipos de fútbol favoritos, ya sea Boca, Newell”s, Argentinos y demás.

Luego, para los niños y no tan niños, está el stand AZUL, donde se puede encontrar los famosos comics que tanto disfrutaban los pequeños de antes, ya que la tecnología, hoy en día los ha apartado de competencia. Pero las nuevas editoriales muestran un material nuevo y novedoso que quizás haga que los jóvenes se interesen para visitar  este pabellón en el que se espera juventud y porque no, adultos.

A continuación, se encuentra el VERDE, que si se va al caso, sería como el ente madre de la feria, dado que allí se puede encontrar todo acerca de libros netamente literarios, incluidos con visitas de autores que suelen presentar su libro allí reiteradas veces. Es sin dudas uno de los pabellones transitados por dichas presencias estelares de las editoriales más importantes del país, sin mencionar que también, en los últimos años, se les ha sumado figuras internacionales.

También, los visitantes tendrán el agrado de visitar el pabellón AMARILLO, donde hay stands de países de Latinoamérica, desde Brasil, hasta Estados Unidos. Pero también se puede encontrar comunidades como la Vasca.

Lo que se empezó a implementar hace poco tiempo es el stand para la “ciudad invitada de honor”. Cada edición de la feria suele tener un stand de una ciudad en específico, en este caso Montevideo. La capital de Uruguay tiene 3 ejes fundamentales: “Poéticas Montevideanas”, “Miradas Contemporáneas” y un homenaje al escritor Mario Levrero. Allí, habrá diversos atractivos para los fanáticos del país trasandino, ya sea una mesa de debates, shows musicales, fotografía y un catalogo literario de muy buena calidad.  Pero eso no es todo; dicho pabellón también tiene diversas zonas para investigar (Explora, futuro y digital). Allí, usualmente suele estar repleto de adolescentes dado que es una zona donde la tecnología es predominante y aparte de haber charlas sobre los nuevos avances de hoy en día, también se puede jugar en realidad virtual de manera divertida junto a un amigo o quien sea. Pero aparte de ello, también tienen una sección donde usan la tecnología en cuestiones de paleontología, medicina y demás.

Por último, están los pabellones ROJO y BLANCO, donde se encuentran las salas  José Hernández (junto a la JL Borges, la más grandes, con capacidad para mil personas) en el primero, y la Victoria Ocampo, Sarmiento y Bioy Casares, en el segundo.

Sin dudas, es una oportunidad única de aprender de forma divertida para los jóvenes, y una satisfacción para los adultos con tantas obras literarias a su alcance.