Selecciones debutantes en el Siglo XXI

Ucrania en la Copa del Mundo del 2006.

Islandia y Panamá debutarán en Rusia este año. Los europeos, que cuentan con 300.000 habitantes, han sido la sorpresa en el mundo futbolístico en los últimos años. Llegaron a cuartos de final de la Eurocopa y fueron líderes en su grupo de eliminatorias para la cita mundialista; donde debutarán contra Argentina. El seleccionado de la CONCACAF, por su parte, dejó afuera a Estados Unidos, tomando revancha de aquella eliminación previa a Brasil 2014. Una victoria frente a Costa Rica, en el que se cobró un gol que no fue, le permitió la clasificación a Panamá en la última fecha del hexagonal final.

En el Mundial de 2002, organizado por Corea y Japón, sorprendió el debut de Senegal. Éste pasó a octavos por ser segundo en el grupo de Francia (campeón defensor que no pasó de ronda). En esta fase derrotó 2 a 1 a Suecia y cayó en cuartos, frente a Turquía. Ecuador jugaba por primera vez una Copa del Mundo gracias a su segundo puesto en las eliminatorias, detrás de Argentina, pero no pudo superar el grupo G, de México (1°) e Italia (2°), y lo único meritorio fue el triunfo frente a Croacia. En cuanto a Eslovenia (en el grupo de España) y China (rival de Brasil), fueron los debutantes de peor actuación ya que no sumaron puntos y el conjunto asiático no pudo convertir ni un gol.

Senegal en Mundial 2002.

En 2006, Ucrania dio la nota al meterse entre los mejores ocho. Cayó contra España pero derrotó a Túnez y goleó a Arabia Saudita en primera fase. En octavos superó por penales a Suiza y la aventura terminó frente a Italia por un contundente 0-3. Ghana, también principiante, fue segunda en el grupo de la Azzurra. Pero, a diferencia de los ucranianos, fueron eliminados en esta instancia por Brasil. Otro africano que debutó fue Costa de Marfil que cayó ante Argentina y Holanda. Sólo venció a Serbia y Montenegro, que también jugaba la Copa del Mundo por primera vez. Y justamente este país, antes de ser eliminados, sufrieron una humillación frente a los argentinos (0-6) en el partido que Lionel Messi marcó su primer gol mundialista.

Ucrania en la Copa del Mundo del 2006.

Angola, fue otro combinado de África debutante y la alegría era tanta en el país que el día en que se concretó la clasificación, se decretó un feriado nacional. Sin embargo, el equipo no dio la talla y fue eliminado con dos empates y una derrota. Togo, también del continente africano, fue el más flojo ya que cayó en los tres partidos que disputó y tan sólo anotó un gol en su única participación en un Mundial hasta el momento. Otro país que tuvo su única aparición en la competencia más importante del fútbol mundial en Alemania, es Trinidad y Tobago. Sacó pasaje en un repechaje con Bahrein y tras sumar sólo un punto frente a Suecia, quedó afuera en primera ronda.

La edición realizada en Sudáfrica tuvo una sola cara nueva, Eslovaquia. Éste perdió con Paraguay, pero la victoria frente al campeón defensor (Italia) y a Nueva Zelanda le permitió avanzar a octavos. Allí cayó por la mínima frente a Holanda, dejando una imagen aceptable. Cuatro años más tarde, en Brasil, Bosnia-Herzegovina (una de las naciones que integraban Yugoslavia) era el novato. Debutó contra Argentina en el Maracaná con derrota 1-2 y también fue superada por Nigeria. Se despidió con un triunfo frente a Irán y a pesar de haber ofrecido buenos espectáculos, no pudo conseguir los resultado para pasar de ronda.

En Rusia 2018, Islandia buscará seguir sorprendiendo al mundo futbolístico, mientras que Panamá intentará demostrar por qué llegó hasta allí.

Por Lucas Arenas (arenaslucaas6@gmail.com), Patricio Pudenti Pasini (patopudenti1999@gmail.com) y Diego González (diegong38@gmail.com).