Fan ID: ¿qué es y para qué sirve?

Será, sin dudas, la cita mundialista con mayor control ciudadano de la historia. El pequeño impreso laminado con los datos personales de todos los espectadores que asistan a los partidos será obligatorio para el acceso a los estadios, y constituye la antesala al mecanismo de reconocimiento facial que se vislumbra para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Con ustedes, el Fan ID.

 

Así será el modelo impreso del laminado que cada espectador deberá presentar junto a su entrada.

 

El Fan ID es una tarjeta personalizada que debe ser solicitada vía web tras la compra de al menos una entrada para Rusia 2018 (bases de adquisición y entrega de entradas en www.fifa.com/tickets). Los pasos para su obtención son los siguientes:

  • Formalización de la solicitud: ingresar a www.fan-id.ru y completar el formulario de solicitud. El mismo requerirá el número de billete de entrada al partido y los correspondientes datos personales de identificación junto a una fotografía.
  • Aprobación de la solicitud: al cabo de 72 horas, recibirá una respuesta por medio de un mensaje de texto (SMS) y por correo electrónico. La misma indicará el estado de solicitud del Fan ID tras el análisis realizado:
  • Aprobada: decisión favorable respecto al requerimiento.
  • Rechazada: decisión desfavorable respecto al requerimiento.
  • Cancelada: los datos proporcionados han sido incorrectos.
  • Recepción del Fan ID: podrá ser de dos tipos: en Centros de Entrega en la ciudades de celebración de la Copa del Mundo (ver direcciones y horarios de atención en www.fan-id.ru), o bien, por correo postal con la  posibilidad de selección de la oficina de correos por donde se recogerá. Asimismo, se podrá hacer un seguimiento de la entrega mediante la página de Correos de Rusia www.pochta.ru/tracking.

 

Beneficios del Fan ID:  

  • Entrada sin visado a la Federación Rusa: posibilidad de entrar y salir del territorio sin la formalización del visado siempre que se cuente con los documentos requeridos y reconocidos en tales circunstancias (pasaporte). La estadía podrá ser del 4 de junio al 25 de julio con la última entrada el día 15 de julio (final del campeonato).
  • Transporte gratuito local y entre las sedes: se han designado trenes adicionales que realizarán su recorridos hasta los eventos deportivos. Para mayor información sobre horarios, recorridos y reservas: www.tickets.transport2018.com.  

Para la próxima copa del mundo, 500.000 personas han solicitado esta documentación, de las cuales el 50% corresponden al anfitrión. Estados Unidos, a pesar de no clasificarse al mundial, se adjudicó 22.500 tarjetas (siendo el territorio que más espectadores llevará). En Argentina 13.000 personas (aproximadamente) han pedido el FAN ID, estableciéndose como uno de los países con mayor asistencia. Solo por delante se encuentran México (16.000), China (14.500) y Colombia (14.200), y ubicándose por encima de Perú (12.000), Alemania (10.600) y Brasil (9.700).

 

En un contexto de conflictos y ataques internacionales en los cuales Rusia está implicado (el bombardeo de Francia, Estados Unidos y Reino Unido a Siria, país aliado al del presidente Vladimir Putin), más las amenazas del ISIS (Estado Islámico), quien en los últimos días hizo circular una foto en la que se ve a un yihadista con un arma y al mandatario ruso bajo la mira de ella, es una clara demostración de que mantener la seguridad es el problema principal para los rusos, y la implementación de esta tarjeta es una solución factible a ello. Mediante la utilización del Fan ID, todas las personas que acudan al territorio mundialista estarán registradas y controladas y se facilitarán así los controles policiales. Esta tarjeta es fruto de un proceso iniciado en la Copa Confederaciones 2017.

 

De cara al Mundial más controlado de la historia, Putin realiza mecanismos para tener a salvo de posibles ataques al evento y a su país.  Los japoneses, quienes siguen los pasos de Rusia, buscarán de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 la implementación del reconocimiento facial en lo que será un nuevo eslabón en materia de seguridad.

Micaela Almada, Tamara Prieto y Andrea Rojas.