“COCO” mucho más que una película animada.


Walt Disney Pictures y Pixar Animation Studios volvieron a trabajar en conjunto, esta vez, para traer un nuevo éxito a la pantalla cinematográfica. Se trata de Coco, película ambientada en México y basada en la tradicional festividad del Día de los Muertos.
De tras de este gran film están los reconocidos directores Lee Unkrich, responsable de grandes animaciones como Toy Story 2 y 3, Monster Inc y Buscando a Nemo. Andrés Molina, coguionista estadounidense, de padres mexicanos. Desde un principio, se veían un tanto asustados y desconfiados, ya que la película trataría sobre la creencia del mundo de los muertos, pero su mensaje de que las personas siempre están presentes, aún difuntas, es lo que la ha llevado a su éxito internacional y ser premiada con dos Óscar.
Al analizar la película se encuentran diversos factores que hacen más fabuloso el trabajo de Pixar y Disney, alejándose de los estereotipos y retratando las fieles tradiciones de México. Miguel, es el niño más pequeño en su amplia familia y se ve obligado a seguir con las tradiciones familiares: ser artesano de zapatos y la prohibición de la música., pero este pequeño de 12 años buscará desoír aquel mandato familiar e irá en busca de su gran amor, la música, sentimiento el cual lo llevará al mundo de los muertos, para poder conocer a su ídolo, Ernesto De La Cruz, allí conocerá a su clan ya fallecido, que tendrán que bendecirlo para que pueda regresar al mundo de los vivos.
En la figura de Miguel se ven reflejado muchos niños, que suelen provocar empatía y no pueden compartir sus sueños con sus familias. Busca el reconocimiento y una familia que lo identifique. Pese a esto, su veracidad y perseverancia es lo que le permite cumplir su sueño de expresar libremente la música rompiendo todo tipo de barreras.
Desarrolla un gran reconocimiento y homenaje a la rica cultura mexicana, dándoles aparición a personajes emblemáticos como María Felix, Jorge Negrete, el famoso luchador “El Santo”, Pedro Infante, Cantinflas y Frida Khalo. Se da una gran importancia y predominación a la imagen de la mujer, desde Mamá Coco, bisabuela de Miguel, hasta Frida Khalo, uno de los personajes a quien se le respeta más en todo el film. Presentan y focalizan más a las mujeres como figuras muy importantes, no solo dentro de la familia, sino que en todo aspecto de la vida social.
Sus canciones hablan sobre el amor, la familia y la música. Melodías muy pegadizas que no solo cantan los niños, sino que personas de cualquier edad que hayan concurrido a ver la película. De tras de cada voz hay un personaje distinto, uno de los que más llamó la atención fue la participación de Marco Antonio Solís, famoso cantautor Mexicano, interpretando la voz del cantante Ernesto de La Cruz, la actriz y activista de derechos humanos, Ofelia Medina, interpretó a Frida Khalo y Luis Ángel Gómez, efectuando a Coco.
Este film norteamericano está siendo reconocido internacionalmente y parece crecer sin escalas, no solo ha atrapado al público, sino que también a la Academia. Tal es así, que ya lleva ganado diez premios a tan solo seis meses de su estreno. Su gran consagración ha sido en los últimos premios Óscar, donde logró llevarse dos, uno a la mejor película animada, compitiendo frente a grandes producciones como Loving Vincent, El Bebé Jefazo, El Pan de la Guerra y Ferdinand, y su otro galardón lo obtuvo en la categoría de mejor canción original, con Recuérdame. Pero esto no fue todo, obtuvo un Globo de Oro, por mejor corte y un New York Film a la mejor producción.
A pesar de haber sido un trabajo en conjunto con Dinsey, esta fue la primera vez Pixar decidió apostar por trabajar algo en Latinoamérica. Desde las oficinas centrales, manifestaron estar muy contentos por la repercusión mundial que tuvo la película y ya comenzaron a pensar en un nuevo proyecto a largo plazo, dentro del continente.