Metidas de pata ‘Mundiales’

En el mundo del fútbol, todos alguna vez se ven perjudicados por polémicos fallos. En la Copa del Mundo, éstos pueden significar continuar en carrera o quedar eliminado. Algunas decisiones quedaron marcadas en la historia.

Cada vez falta menos para el inicio del Mundial de Rusia 2018 y las selecciones nacionales se encuentran terminando con la preparación de cara a esta competencia. Aunque existe un factor el cual no pueden entrenar o planificar: los errores arbitrales. En la historia de los mundiales hubo muchísimas polémicas en dudosos fallos de referees, pero son las más importantes y trascendentales las que se recuerdan en el tiempo.

 

La primera nos lleva hacia el mundial de Inglaterra 1966. El anfitrión y Alemania se encontraban jugando el alargue de la final bajo la atenta mirada de la Reina. El resultado parcial era de 2 a 2 hasta el minuto 101, cuando Geoff Hurst remató al arco, la pelota golpeó en el travesaño, rebotó sobre la línea y fue rechazada por un rival. El mítico estadio Wembley, que se encontraba colmado, estalló en un grito de “goal” y fue el juez de línea ruso Tofik Bakhramov quien informó al árbitro que la pelota entró. El partido terminó cuatro a dos a favor del local, que se adjudicó su primera y única copa del mundo marcada por el famoso “gol fantasma”.

 

En la Copa del Mundo de España 1982, la polémica volvería a ser protagonista de un encuentro decisivo. En éste caso chocaban Brasil e Italia, dos favoritos. En aquel partido se jugaba el pase a las semifinales. Las malas noticias no tardaron en llegar para los sudamericanos, ya que además de ir cayendo por dos a uno, el árbitro israelí Abraham Klein decidió no cobrar penal ante una clara falta de Claudio Gentile sobre Zico. En dicha acción, el italiano tiró tan bruscamente de su camiseta que terminó por romperla. Gentile no sólo se salvó de la expulsión, sino que también molestó al delantero brasileño en la definición. Italia terminó avanzando de ronda para finalmente coronarse con su tercer título mundial.

 

Apenas cuatro años más tarde llegó el tan recordado Mundial para todos los argentinos: el de México ‘86. Además de proclamarse campeona, la selección albiceleste se vio inmersa en una de las jugadas polémicas más trascendentes. Ocurrió en los cuartos de final. Argentina e Inglaterra se enfrentaban en un partido cerrado, llegando a igualar en cero en la primera parte. A los cinco minutos del segundo tiempo, Maradona tomó la pelota por la banda izquierda y corrió en diagonal esquivando rivales. Antes de entrar al área descargó en Valdano, que intentó devolvérsela al 10. Su devolución no fue buena, ya que un defensor rival consiguió despejar, pero éste lo hizo deficientemente, dejando literalmente mano a mano al capitán argentino con el arquero. Diego logró anticiparse utilizando su mano pero simulando un cabezazo. El árbitro Ali Bennaceur miró al línea y fue directo a la mitad de cancha, allí nació “la mano de dios”.

 

Japón y Corea del Sur fueron anfitrionas de la Copa del Mundo del año 2002. Pero es el segundo quien se vio envuelto en medio de la polémica, ya que hubo no uno, sino dos partidos en donde se encontró ampliamente favorecido por las decisiones arbitrales. El ecuatoriano Byron Moreno fue quien mantuvo vivas las esperanzas de los surcoreanos en el encuentro ante Italia por los Octavos de Final. A lo largo del partido el juez perjudicó a los europeos con varias faltas no cobradas, dos goles invalidados y una expulsión errónea a Totti. Luego, Corea lograría la clasificación histórica a semifinales venciendo a España en los penales. Durante el transcurso del partido, el árbitro egipcio Gamal al Ghandour anuló el gol causado por el cabezazo de Morientes, justificando que la pelota había salido de la cancha.

 

En el próximo Mundial, como en todos, hay equipos que llegan como claros favoritos. Sin embargo, el fútbol es impredecible y cualquier cosa puede suceder. Los anteriormente detallados son claros ejemplos de cómo una decisión arbitral puede cambiar el rumbo de un partido. Este año, por primera vez se implementará el sistema V.A.R (Video Assistant Referee), con la intención de corregir y disminuir esta clase de errores. El tiempo dirá si esta será una correcta decisión o traerá consigo más polémicas.

Patricio Pudenti Pasini

Juan Ignacio de la Vega

Zico mostrando su camiseta rota debido al agarrón de Gentile.
El arbitro Byron Moreno indiferente ante los reclamos italianos