Entre piletas y lapiceras, nuestros jóvenes con sueño olímpico

Un repaso de los principales competidores en natación, uno de los deportes estrella de los próximos Juegos de la Juventud

Este año tendremos la oportunidad de disfrutar de grandes eventos deportivos, no solo el Mundial de Rusia movilizará a nuestro país, el gran objetivo que también se suma para esta temporada, sobre todo para los jóvenes atletas, serán los Juegos Olímpicos de la Juventud, cuya tercera edición tendrá como sede Buenos Aires.

En este acontecimiento, uno de los 32 deportes que se llevarán a cabo, en el que más de 500 jóvenes de la Argentina participaron del torneo de la República juvenil, es la natación.

En esta competencia participarán 400 nadadores (200 hombres/200 mujeres), en Buenos Aires 2018, que irán en busca del sueño olímpico. Los eventos y categorías en las que participarán los atletas serán: 50, 100, 200, 400 y 800 metros estilo libre; 50, 100, 200 metros estilo espalda, pecho y mariposa; 200 metros estilo combinado; 4*100 metros relevos estilo libre, combinados, relevos estilo libre, equipos mixtos, relevos estilos combinados, equipos mixtos.

Las reglas de las pruebas individuales de 50 y 100 metros consisten en pruebas eliminatorias, luego de instancias semifinales y finales; las de 200 y 400 individuales consisten en eliminatorias y finales. La prueba individual de 800 metros para ambas categorías (hombres/mujeres), solo se basa en una fase final. En las pruebas de relevo por equipo habrá unas etapas eliminatorias y finales; los equipos de relevos estarán compuestos por 4 nadadores.

Dentro de estas competencias, una de las grandes favoritas, de quien se tienen muchas expectativas para estos juegos, es la bicampeona mundial juvenil del 2017 Delfina Pignatiello (17). Esta joven ha logrado conseguir hasta ahora en su corta carrera tres medallas (oro en 800 y 1.500 metros libres, y plata en 400), en el Mundial Juvenil llevado a cabo en Indianápolis, Estados Unidos, en agosto del año pasado. Su rutina comienza a las cinco de la mañana, cuando realiza el primer horario de entrenamiento, en la pileta de la municipalidad de San Isidro, luego hasta el mediodía ingresa al colegio. A las 4 de la tarde retorna a los entrenamientos, cuando está otras tres horas, al regresar a la casa “hace la tarea” y para las nueve de la noche ya se encuentra en su cama preparada para dormir, ya que al día siguiente repite la rutina. Para Pignatiello, Buenos Aires 2018 será la competencia en la que buscará destacarse nuevamente, y para ello se entrena de la mejor manera junto a su entrenador con una buena planificación para poder llegar en óptimas condiciones a los Juegos Olímpicos de la Juventud.

Otra de las candidatas para la próxima jornada Olímpica es Julieta Lema. La joven nadadora nacida en Chubut, compite para la Asociación Myfanuy Humphrey de Rawson. Hasta ahora ha logrado seis medallas en la edición de Santiago 2017, una de ellas dorada por los 50 metros libre. En enero de este año Lema tuvo un gran rendimiento y estableció un nuevo récord en la prueba de 50m libre mujeres con un tiempo de 25.44”, yendo así como primer relevo de la 4×50 libre mixta. De esta manera, la nadadora chubutense llega también con grandes expectativas para Buenos Aires 2018, que se llevará a cabo entre el 6 y 18 de octubre.

Julieta Lema – foto tomada de Instagram

Mientras que para Juan Ignacio Méndez va a ser un sueño participar en los JJOO, y para llegar de la mejor manera al evento planea entrenarse muy duro, objetivo que se trazó para este año; y de esta forma, obtener las preseas doradas, para repetir la hazaña del año pasado en los Juegos Sudamericanos de Chile, en donde se consagró campeón en los 200 metros espalda.

Juan Ignacio Mendez – foto tomada de http://www.coarg.org.ar/index.php/component/k2/item/3079-m%C3%A9ndez-juan

Estas tres jóvenes promesas se están esforzando al máximo para llegar de la mejor forma a la competencia, y cumplir el sueño de representar al país; también, el de obtener los logros de esta carrera deportiva, que aunque recién empieza la toman con gran madurez.