Una desaparecida viva en democracia

Cecilia Viñas y su marido, Hugo

La secuestraron en 1977 pero entre diciembre de 1983 y marzo de 1984, durante el gobierno de Alfonsin, mantuvo llamadas telefónicas con su familia.

 

Se trata de Cecilia Viñas y un caso único de la dictadura militar. Fue secuestrada junto a su esposo Hugo Penino el 13 de junio de 1977, y estaba embarazada. Su familia comenzó a buscarla pero como otros miles de desaparecidos, no dejó rastro. Diez días después de que volviera la democracia al país, el padre recibió la primer llamada de su hija. Logró comunicarse varias veces y siempre hablaba de “traslados”, “guardias” y estaba esperanzada de que la iban a liberar en cualquier momento. A ella le dijeron que su hijo fue entregado a su familia, pero jamas pasó. Luego de un tiempo las llamadas terminaron, Cecilia fue la única desaparecida de la que se recibió información durante la democracia.

Por Julieta Lopez