El interminable Spielberg

Resultado de imagen para ready player one

Hace unas semanas se estrenó una nueva película del reconocido director Steven Spielberg, Ready Player One. Una película de ciencia ficción basada en una novela escrita por Ernest Cline que se publicó en el 2011.

La historia se centra en un mundo futurista donde la realidad es distópica y poco interesante por lo que las personas escapan de ella entrando día a día en un mundo virtual llamado Oasis donde pueden hacer todo lo que quieran sin ningún límite. El Oasis se ha convertido en un arma política con mucha importancia en la economía del planeta y más aún con la muerte de su creador que les da  la posibilidad a las personas poderosas a aspirar a quedarse con este mundo. El protagonista del film es un joven llamado Wade Watts, protagonizado por el actor Tye Sheridan, que pasa sus días jugando y explorando el Oasis, lo que lo hace un experto  además de que comparte algunas similitudes con el creador de éste, la más significativa es su adoración por la cultura popular que es un tema vital en el Oasis y por lo tanto en la película. Al morir James Halliday, creador del Oasis, dejó un mensaje anunciando que con su muerte llegaba la oportunidad de que cualquiera podría ser dueño del  juego virtual y ocultó tres llaves aleatoriamente en este mundo, el que encuentre las tres llaves ganaría un huevo de oro y así el control del Oasis. De esta forma todo el mundo estaba concentrado en encontrarlas aunque por un tiempo nadie pudo hacerlo. Wade Watts aprovecha de sus conocimientos y su fanatismo por James Halliday para ser el primero en encontrar la primera de las tres llaves y adelantarse a todos. Así la historia se centra en nuestro protagonista uniéndose a otros jugadores para enfrentar  a una empresa importante de Estados Unidos que también quiere poseer el Oasis a toda costa.

La trama de la película es sencilla, hay un objetivo claro y un antagonista firme pero lo que atrapa de este film es la manera en la que entretiene al espectador de manera constante con escenas de acción muy bien logradas y una ejecución de sonido y efectos especiales casi perfecta con buen desarrollo de personajes y también buen trabajo de los actores a pesar de que la mayor parte de la película transcurre en el mundo virtual por lo que en esas escenas es donde más se utilizan efectos especiales por computadora. Aquí  se ve claramente la mano de Spielberg, director de 71 años con una amplia experiencia en el mundo del cine que tiene en su filmografía éxitos de taquilla como Tiburón (1975), E.T El extraterrestre (1982) y Jurassic Park (1993) entre otros.

La película tiene una enrome cantidad de referencias a videojuegos, películas, música y libros de épocas anteriores al año donde transcurre la historia, principalmente las décadas de los 80’ y 90’, curiosamente son décadas en las que Steven Spielberg filmó gran parte de sus películas más famosas. Algunas de las referencias más importantes den la película son a Batman, Superman, Michael Jackson, Volver al Futuro, Alien, Mortal Kombat, las Tortugas Ninja y hasta al escritor Stephen King.

El libro en el que se basó esta película contenía una cantidad más grande de referencias, pero hay una muy destacada que no apareció en la película y es el mismo Spielberg ya que el escritor del libro es fanático de éste. El director es nombrado varias veces en la novela pero él decidió quitar ese detalle de su película aunque sí aparece el Tiranosaurio Rex de su película Jurassic Park y el  DeLorean DMC-12 de Back to the Future, película en la que él fue productor.

En fin, Ready Player One es una buena opción de entretenimiento con mucho amor a la cultura popular que hará sonrojar a cualquier nostálgico con sólo un par de escenas. Fuera de las referencias la película es muy buena por sí sola, totalmente disfrutable de principio a fin con muy pocos errores que son difíciles de captar con la emoción del momento tanto que críticos y espectadores le dan en su mayoría opiniones positivas y así este film está encaminado a convertirse en otro éxito de Steven Spielberg.