Nicolás Kicker y un año para recordar

Fue uno de los tenistas jóvenes más destacados del 2017 y logró meterse entre en el Top 100

Kicker ganador del Challenger

Con 25 años, el oriundo de Merlo tuvo un 2017 de despegue y logró meterse en el Top 100 del ránking ATP con un torneo de Lyon (venció a  Nick Kyrgios, 19° del ranking mundial en octavos de final) que lo presentó ante el mundo del tenis. Antes del brindis del final del año, dialogó con Pirámide Invertida sobre lo que se viene de ahora en más.

-¿Qué pensas sobre del descenso de la Copa Davis?

La Copa Davis se ganó el año pasado y este año tuvimos un poco de mala suerte contra Italia. Después tuvimos que jugar el repechaje, que fue una superficie muy difícil y rápida en Kazajistán. Es una parte de un proceso, no se vienen haciendo las cosas bien en lo que es la Asociación Argentina de Tenis

-¿Te gustaría participar en algún futuro?

Pude haber participado en la serie contra Kazajistán y por cuestiones personales decidí no hacerlo.

-¿Por qué decidiste no ir?

No fui porque tuve muchas competiciones este año, me dijeron de participar muy sobre la fecha y preferí priorizar a mi hijo y pasar más tiempo con él. Bastian tiene cinco años y a esta edad crecen muy rápido, me pierdo muchas cosas. Ya tenía programado mi año así y lo de la Davis me llegó muy sobre la fecha.

-¿Cuáles son tus objetivos a largo plazo?

A largo plazo es estar Top 30. Tampoco me pongo muchos objetivos a largo plazo porque me juegan en contra, me pongo muy ansioso y no logro concentrarme en los objetivos a corto plazo, que son los que te llevan a los otros.

-¿Qué dificultades vive diariamente un tenista Top 100?

La vida del tenista es complicada. Cuando uno está en torneos es ir del club al hotel y del hotel al club, tenés que estar muy concentrado. Si perdés tenes que volver a entrenar porque la semana siguiente ya competís de nuevo. Se hace muy duro. Y como te dije antes tengo un hijo chico y me pierdo mucho tiempo con él.

-¿A qué crees que se debe el gran año que tuviste en tu carrera?

Creo que este año fue bueno porque ya vengo trabajando hace unos años y me empecé a tomar el tenis mucho más serio. Di en cada entrenamiento lo mejor de mí, el trabajo del día a día es lo que hizo que este un gran año.

-¿Qué pensas que deberías mejorar a futuro?

Tengo que mejorar mucho lo que es mi rendimiento en cemento; este año gané un solo partido en esa superficie y el 60 por ciento de los torneos que existen son en ese tipo de cancha, así que tengo que mejorar.

-En estas fechas se hacen los balances. ¿Qué fue lo bueno y lo malo del año?

Lo bueno sería que gané muchos partidos en lo que es ATP. Este año fue bastante positivo y todas mis victorias fueron en polvo de ladrillo y a jugadores que están muy bien rankedos. Las contras son que no gané partidos en cemento y eso es algo que me hubiera gustado.

-¿Te entusiasma que en el ATP de Buenos Aires se hable de que vayan a participar tantos buenos jugadores?

Obvio, me encanta jugar en casa. Este año tuve la suerte de ganar en el Challenger que se hizo en el club y con toda mi gente. Va estar bueno, vienen jugadores de gran nivel. Estoy preparado para todo lo que viene y voy a dar lo mejor.

Por Leticia Andregnette