Daniel Dal Bo: «Me ilusiono mucho con poder estar en Tokio»

El deportista argentino contó acerca de la experiencia de Juegos de Rio 2016 y de cómo se prepara para la clasificación a la próxima cita olímpica.

Daniel Dal Bo se destaca en piragüismo y su especialidad es aguas tranquilas. Ganador de una medalla en el Campeonato Mundial de Piragüismo de 2013, de tres medallas en los Juegos Panamericanos en los años 2011 y 2015 y de cuatro medallas en los Juegos Suramericanos de 2010, charló con Pirámide Invertida sobre el deporte y su actualidad.

 ¿Cómo es un día tuyo antes de competir?

Un día mío antes de competir es buscar sentirme bien, entrenar pero tampoco exigirme mucho, ya que son los días previos antes de la competencia y hay que estar con mucha energía. Normalmente consta de levantarse a la mañana, hacer un turno de agua, un poco de gimnasio dependiendo cuanto falte para competir y por último, a la tarde, volver al agua para hacer un turno remando.

¿Cuál fue el logro más importante que conseguiste?

El logro más importante fue ser Subcampeón del mundo en k1 5000 en 2013, fue algo que no me lo esperaba en ese momento y fue un año muy bueno en donde pude lograr tres medallas. Fueron dos en Copa del Mundo y la otra siendo Subcampeón del Mundo. Se logró a base de esfuerzo que hice desde el final del 2012 al no haberme clasificado para los Juegos Olímpicos de Londres y me agarró un poco de bronca; por eso entrené muy fuerte todo ese verano y a principios del 2013 estaba competiendo de la mejor manera.

¿Cuáles son los objetivos para el siguiente año?

En 2018 arranca para mí el ciclo olímpico. Este año fue como de transición, más relajado, ya el que viene están los juegos de ODESUR, el próximo los Juegos Panamericanos y hay que buscar poder clasificar para Tokio 2020. Estoy pensando ponerme muy fuerte este verano, así arranco el próximo año con mucha fuerza. El principal objetivo es llegar bien al Mundial, ver si compito en k1, k2, y poder tratar de estar en la final.

¿Te ilusionás con estar en Tokio 2020?

Me ilusiono mucho con poder estar en Toki;  la realidad es que ya estoy pensando en eso pero quedan aún dos años para clasificar y tres para los Juegos. Se pasa muy rápido el tiempo, así que hay que enfocarse bien y no perder más el tiempo.

¿Cuándo fue la primera vez que competiste profesionalmente?

La primera vez que competí representando a la Argentina fue en el 2005, cuando era Junior, en un panamericano en Canadá. Al mes de eso, también competí en un Mundial Junior en Hungría; fueron dos competencias que me marcaron mucho porque logré ganar medallas en el Panamericano en k1 y k4. Fue una inyección anímica que me generó que después siga esta carrera deportiva.

¿Cómo fue la experiencia Río 2016?

La experiencia de Río fue algo soñado, tenía la meta de poder ir a un Juego Olímpico y lo pude lograr; lo disfruté mucho, tanto la fiesta de apertura como el cierre, el poder competir, el ambiente que se vive es muy lindo, estar en la Villa Olímpica con grandes deportistas también. El resultado no fue de los mejores que quería tener, pero a pesar de eso, estaba muy contento y me dejó esa espina que hace que siga con mucho esfuerzo para el próximo Juego.

Por Hernán Salanitro