Llegan las Fiestas, una cuestión de bolsillo

Los diferentes supermercados del país lanzaron las canastas navideñas con aumentos del 25 %, en comparación al año pasado, y los compradores se mantienen en estado de alerta con las ofertas

El modo fiesta ya se instaló en todos los supermercados del país.

El mes de diciembre no es igual al resto. Con la llegada de las fiestas, la economía de las familias toma un rumbo totalmente diferente y es por ese motivo que los supermercados se pusieron en campaña y ofrecen a sus clientes canastas navideñas que arrancan desde los $100 y contienen 5 o 6 artículos de estos básicos: budín, pan dulce, turrón, maní con chocolate, garrapiñadas y sidra.

Durante el gobierno anterior, el anuncio de la canasta navideña era un elemento que no podía faltar para las festividades; con productos típicos y precios bajos acordados, que a veces costaba conseguir, muchos se veían beneficiados. Pero esa tradición no tuvo vigencia este año porque los supermercados y la administración actual no llegaron a un acuerdo.

Los artículos más afectados, por segundo año consecutivo, son las bebidas alcohólicas y los dulces. Las subas llegaron a un 60% en lo que respecta a las primeras y en especial los vinos, cuyo precio se incrementó en un 39% en promedio. La línea de tetra brick aumentó un 33%, los vinos blancos un 52% y los tintos presentaron una suba del 62%. Por otro lado, los espumantes rondan en alzas del 31%, con picos del 37%.

Francisco Do Pico, vicepresidente de Bodegas de Argentina, aclaró que los aumentos fueron producto de dos cosechas de uva de muy poco volumen, las dos peores de los últimos 50 años. La materia prima se redujo y eso derivó a que hayan aumentado este tipo de bebida y el consumo cayó en un 20% en dos años.

Sin duda alguna, el brindis es uno de los momentos más disfrutados en Nochebuena, Navidad y fin de año, pero este año pasará a ser, para algunos, una situación de lujosidad por las increíbles subas en el stock de bebidas alcohólicas. A raíz de este asunto, Pirámide Invertida se comunicó con Guillermo Berón, gerente general de una sucursal de Carrefour, que dijo: «Seguramente, durante el mes de diciembre, tendremos promociones agresivas en lo que sería la sección de bodega, como por ejemplo: 4 x 2 en vinos y espumantes de alta calidad o la segunda unidad al 70% de descuento».

Desde los hipermercados hasta los express empezaron a usar, como estrategia comercial, las cajas diferenciadas en colores; cada color significa un precio distinto y diferente variación de productos. El Walmart tiene la más económica del mercado; la caja azul con un precio de $99 y, además, cuentan con otra verde a $189 y la negra -la más cara dentro de esta cadena- a $399.

Jumbo, Disco y Vea tendrán la caja roja a $199, una verde a $239 y una negra a $540. Además lanzarán una edición especial a $419 a beneficio de la ONG Techo. Mientras que Coto, en su web, ofrece una caja verde por $130, una roja por $130 y, finalmente, una negra a $500.

No obstante, Carrefour dejó en el mercado cuatro tipos en sus góndolas: una verde a $130, una roja por $259, una azul de $390 y la negra que está $790. Aunque, a su vez, anunció un «congelamiento» de precios bajo el lema «Navidad corajuda» y mantendrá los productos de su propia marca al mismo precio que en el 2016; idea que proviene de la campaña «Precios corajudos», lanzada por esta misma cadena en agosto de este año, por la cual congeló por seis meses los precios de 1.300 productos marca Carrefour en las categorías de alimentos, bebidas, productos de limpieza e higiene personal.

«Precios corajudos logró que haya un vínculo de fidelidad con los clientes y queremos que, con Navidad corajuda, obtengan más beneficios y que día a día nos sigan eligiendo», destacó Berón y pidió que los consumidores se mantengan relajados ya que los precios en productos de marca Carrefour no van a aumentar hasta fin de año.

Alejandro Ulloa Castelli