Candelaria Sáenz y su sueño en la gimnasia artística

La gimnasta de categoría Mayor B 1, del Club Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires apuesta a un cierre de año con un crecimiento que la lleve a la Selección.

La Gimnasia Artística no es uno de los deportes más populares del país. Dicha actividad cuenta con 4 aparatos: suelo (pedana), salto (una corredera con un caballete), paralelas y viga, por el lado femenino y anillas, paralelas, suelo y salto (corredera y un caballete), por el lado masculino. Y en ese mundo pequeño pero en crecimiento se destaca  Candelaria Sáenz, una gimnasta de 17 años que practica el deporte en GEBA desde los 7 años y que en diciembre competirá por entrar al conjunto de elite para poder obtener un lugar en la Selección Nacional. Como todos los años, participó en Torneos Nacionales (disputados en Mar del Plata y/o Rosario) y Sudamericanos. El más relevante de su trayectoria deportiva hasta ahora fue el Sudamericano de Chile 2015, en donde se consagró campeona en las 4 disciplinas de manera individual.

¿Crees que la gimnasia artística debería tener mejor repercusión a nivel deportivo en el país?

-Hace algunos años atrás, la gimnasia artística era un deporte que pasaba desapercibido. Actualmente se le está dando un poco más de importancia, más valor, se invierte más dinero en el deporte porque hay más cantidad de gimnastas y el nivel está subiendo. Antes era un deporte que había muy poca cantidad de deportistas, entonces a nadie le importaba. Gracias a Dios hoy en día se le está dando mucha más importancia, el nivel subió bastante; sin embargo sigue siendo un deporte en el que no se destaca mucho, por eso no le dan la misma difusión televisiva que el fútbol, tenis y/o rugby. Es un deporte de perfil bajo.

¿Qué significa GEBA para vos?

-En GEBA yo nací prácticamente. Estoy en el club desde los 7 años y es como mi segunda casa. Me paso gran parte del día ahí. Entreno seis horas de lunes a viernes. Yo amo al club y amo el ámbito que tiene. La institución me ha dado mucho a mí; me brinda los aparatos, el espacio y una gran atención diaria. El club es muy atento con las gimnastas y siempre están predispuestos a escucharnos.

¿Soñás con entrar en la elite y poder representar a la Argentina en competencias internacionales?

-Sí, mi sueño es poder entrar a elite y de ahí poder clasificar para algún Sudamericano, Panamericano o un Mundial y representar a la Argentina. Es mi objetivo y mi sueño desde que empecé, pero es difícil. Justamente ahora en diciembre tengo una prueba para ingresar a nivel elite y a partir de ahí poder ser parte de la Selección y ver si puedo representar al país en algún Juego o Torneo Internacional. Hay que tener en cuenta que en este deporte se puntúa todo, desde el primer paso que diste para entrar, hasta el último paso que diste para salir; es decir, todo se califica. Se puede decir que es un deporte muy fino, ya que un mínimo error te puede dejar afuera.

¿Cuáles son los requisitos que necesita una gimnasta para ser olímpica?

-Una gimnasta para ser olímpica necesita una gran carga horaria de entrenamiento, dedicación, tiempo y mucha paciencia. Los requisitos son particulares, ya que uno se basa en lo que se propone para trabajar. Si una gimnasta tiene el objetivo de ser olímpica, yo creo que entrenaría doble turno diario dando lo máximo de mí, tendría una alimentación sana y totalmente nutricional balanceada con las proteínas, nutriente y minerales que son necesarios.

¿Tenés algún referente en el deporte? 

-Referente de Argentina no tengo; mi referente es Niasta Liukin, ex gimnasta estadounidense. Ella tiene todas las cualidades que una deportista puede admirar, tiene líneas destacables y es increíble. Es muy potente, pero a la vez delicada, seria y con los objetivos claros. Además las gimnastas de Rumania son excelentes, tienen una dinámica que no se ve en cualquier lado.

 ¿Pensàs seguir ligada al deporte pese a las responsabilidades de estudio y trabajo?

-Este es mi último año de secundaria y el año que viene con la facultad no tengo en mente trabajar; voy a priorizar mis estudios y después veré. El año que viene pretendo seguir entrenando y seguir hasta donde se me dé, pueda y logre con la gimnasia. Yo sé que con el estudio y el trabajo se complica, pero voy a intentar organizarme y poder seguir con esto porque me encanta y lo disfruto mucho. Ligada al deporte siempre voy a estar porque voy a seguir la carrera de kinesiología y pretendo tener relación con el deporte.

Por Hernán Salanitro