Grooming: un delito que desnuda el lado oscuro de las redes sociales

A partir de la muerte de Micaela Ortega, en Bahía Blanca, se disparó la discusión por una modalidad de delito que crece con el correr de los días; habla un abogado experto en la problemática

El 9 de octubre de 2017 se llevó a cabo en Argentina el primer juicio por grooming seguido de muerte. La víctima fue Micaela Ortega, de 12 años, y el jurado encontró al acusado, Jonathan Luna (27), culpable de estrangularla. Los cargos que afrontar Luna son los siguientes: homicidio calificado agravado por alevosía, violencia de género y criminis causae, robo y grooming. Sin embargo, poca es la información que circuló para entender este fenómeno.

El Dr. Hernán Navarro es abogado especializado en este tipo de delitos y director de la ONG “Grooming Argentina”, y responde todas las inquietudes acerca de la materia.

-¿Qué es el grooming?

-Es el acoso virtual por parte de un adulto sobre niños con fines pura y exclusivamente sexuales. En el caso de Micaela, la víctima no accedió al encuentro sexual y el asesino tomó represalias sobre ella llevándola al final que todos conocemos.

-¿Cómo actúa el acosador?

-En principio, intenta conectarse con el niño. Establece todo tipo de lazos emocionales hasta desinhibirlo en un alto porcentaje. Una vez que la víctima se introduce en un ambiente de mayor confianza, el acosador, que muchas veces se hace pasar por un niño o niña, iniciar un proceso de seducción y provocación hasta enviar fotos con contenido pornográfico y, a cambio, conseguir una respuesta de la misma índole.

-¿Cuánto demora el proceso de acoso?

-Puede tardar una semana e incluso varios meses. Depende de la habilidad del adulto acosador para romper con las barreras inhibitorias del menor.

-¿Qué tipo de escenarios se pueden presentar sobre las víctimas?

-Pueden ser desde la posibilidad de encontrarse para concretar un encuentro sexual, como sucedió con Micaela, hasta conseguir pornografía infantil para redes de pederastas o sumergirlas en el mundo de la prostitución infantil.

-¿Cómo se puede prevenir este tipo de delitos?

-Hay una gran cantidad de medidas a tener en cuenta. Sin embargo, el papel principal pasa por los padres y el Estado. Desde el lado familiar, se debe saber en qué clase de sitios en Internet frecuentan sus hijos como también las personas con las que interactúan. Internet es un mundo enorme en el que todavía queda mucho por explorar y poco conocimiento se tiene de ello. En este punto aparece el rol de las máximas autoridades. Se necesitan campañas de prevención por parte del Estado para evitar estos acontecimientos. El lugar para hacerlo es, sin dudas, la escuela.

Patricio Barrese y Melina Córdoba