Detuvieron a Amado Boudou

Amado Boudou, se convirtió en el primer ex vicepresidente de la historia argentina en quedar detenido por lavado de dinero y corrupción.

Buenos Aires. El detenido ex vicepresidente Amado Boudou fue trasladado desde la sede de la División de Investigaciones Penal Administrativa (DIPA), de Prefectura Naval, hacia los Tribunales Federales de Comodoro Py para ser indagado por el juez Ariel Lijo, quien hoy ordenó su detención en el marco de la causa que lo investiga por presunto enriquecimiento ilícito. Foto: Carlos Brigo

Alrededor de las 7 de la mañana del viernes 2 de noviembre, el ex vicepresidente de la Nación fue detenido de manera preventiva por orden del juez federal Ariel Lijo. La detención fue realizada por un grupo de agentes de la Prefectura Naval Argentina, cuando Boudou se encontraba en su piso de Madero Center, ubicado en el barrio porteño de Puerto Madero.

Tras quedar preso, el ex funcionario kirchnerista, acusado de ser el jefe de una asociación ilícita, fue trasladado a Comodoro Py, donde declaró ante el magistrado.

Su amigo y socio, José María Nuñez Carmona, también fue detenido y trasladado luego de declarar en el piso número 3 de los tribunales de Comodoro Py.

Por la misma causa también están investigando a sus padres, a su ex pareja Agustina Kämpfer y su ex empleado Alejandro Vandenbroele. Según la causa, el monto total de lavado de dinero que se les atribuye a Boudou y Núñez Carmona asciende a 1,2 millón de dólares. En el expendiente judicial también figuran la compra de terreros en el exclusivo country del Partido de la Costa denominado Costa Esmeralda en Pinamar.

Luego de prestar indagatoria en Comodoro Py, fueron trasladados al penal de Ezeiza, donde están presos Roberto Baratta, José López, y Ricardo Jaime, entre otros ex funcionarios de lo que fue el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.
El ex vicepresidente de Cristina tiene muchas imputaciones que determinaron procesos judiciales. Además, está denunciado en diversos casos de corrupción, inclusive afronta un juicio oral y público por la causa Ciccone, pero la orden detención es por otra causa. Boudou fue detenido  por entorpecimiento de la investigación en una investigación por lavado de dinero y enriquecimiento ilícito.

La diputada reelecta por Cambiemos, Elisa Carrió  opinó sobre la detención de Boudou:»No se soporta más la impunidad y la injusticia”. También acusó al juez Ariel Lijo de «oportunismo judicial». Lilita también acusó a Lijo de cajonear expedientes y dijo: «¿Cómo se defiende Lijo? Deteniéndolo, lo que tendría que haber hecho hace mucho tiempo porque las pruebas estaban hace mucho”. En su cuenta de Twitter, Carrió celebró con la frase: “Viva la Republica”.
Por otro lado, Cristina Fernandez de Kirchner acusó al gobierno de Macri de perseguirla y se expresó en contra de la detención de Boudou.

En un comunicado, la senadora electa por Unidad Ciudadana dijo: “En Argentina, el Gobierno del presidente Macri está utilizando al Poder Judicial para perseguir a los dirigentes opositores” y considera que el objetivo es “atemorizar a los dirigentes de la oposición para que sean sumisos ante la segunda fase del ajuste que se busca implementar”.

Además, en su cuenta de Twitter escribió: “Está en riesgo la democracia argentina”.